Diagnóstico de Monolith Arena

       La ansiedad es ese estado al que las personas pueden verse sometidas cuando un problema nada grave se convierte en uno enorme debido a la tendencia de distorsionar la realidad. Lo que parece algo muy complicado en verdad es una tontería a la que no hay que darle una gran importancia. La ansiedad se encarga de aportar todo lo contrario: ofrece un caos absoluto en la mente del afectado, el cual se limita a crear infinidad de posibles situaciones que pueden llegar a ocurrir al actuar de una forma u otra ante el problema presentado. 

       Nuestro paciente de hoy, Monolith Arena, dice padecer este estado de ansiedad constante. En la consulta menciona que sus preocupaciones se deben a que sus jugadores viven un estado de caos permanente mientras juegan, como en una batalla de gladiadores romanos. Las unidades de combate que llaman para acudir al campo de batalla les duran nada y menos. Aquella que parecía que iba a asestarle un golpe fatal al estandarte enemigo es derrotada en cuestión de segundos por una unidad de ataque a distancia que dispara desde el quinto pino, como gran cobarde que es. Esta "inmolación" de las tropas, por llamarlo de alguna manera, es lo que tortura a Monolith Arena, quien intenta encontrar posibles soluciones. Y esta búsqueda de posibles soluciones es lo que le provoca ese estado de ansiedad permanente, puesto que las quiere cuanto antes, aunque él mismo sabe que tomará su tiempo. Está encerrado en un clásico círculo vicioso.




Tras analizar el título durante dos partidas, llego a las siguientes conclusiones, que podéis ver en este enlace. El informe ha sido redactado por Cristian Becerra pero editado por Doctor Frikistein.

No hay comentarios:

Publicar un comentario