Reseña de Lunio Story Cards

!Buenas a todos, seguidores de Khyndrak!

        Hoy vengo con material "raro". Es "raro" en el sentido de que no es un juego de mesa con unas reglas cerradas y limitadas. Tampoco tiene inmensidad de componentes y os cabe en un bolsillo de camisa incluso. Se trata de la baraja Lunio Story Cards

       Se trata de un mazo de cartas cuyas reglas es jugar como te salga de las narices. Podría decirse que es un generador de juegos de cartas: no hay una sola forma de jugar con este mazo, sino infinidad. Por eso decía antes que no tiene unas reglas cerradas y limitadas. En la pequeña caja de la baraja se incluye un panfleto que resume qué son las Lunio Story Cards, mostrando seis formas de jugar con ellas. Dirigiéndoos al blog oficial del mazo encontraréis muchos más juegos, además de más información sobre la baraja.








      En definitiva, Lunio Story Cards sigue la filosofía de juegos como Story Cubes, en los que la herramienta principal para jugar es echarles imaginación montando historias. Como suele suceder con este estilo de títulos, es necesario soltarse y dejarse llevar para disfrutarlos. 

       Os dejo el vídeo que he realizado junto a David Santas de Doctor Frikistein, en el que presento el mazo y en el que improvisamos pequeñas historias siguiendo algunas de las modalidades indicadas por el propio panfleto que viene dentro de la cajetilla de la baraja. 









* Conclusión

      Si acepté hacer vídeo de las Lunio Story Cards es porque ya sabía desde un principio que el juego no me iba a decepcionar. Puede que estos títulos de contar historietas no sean lo mío pero tampoco me llegan a aburrir. Sinceramente, la primera vez que probé el juego fue durante la grabación del vídeo, puesto que no tuve tiempo a testearlo antes y porque necesitaba tenerlo hecho en abril sin falta, tal y como le prometí al autor. Como sospechaba, me acabó gustando, aunque se me dé fatal esto de improvisar, inventar y actuar. Si habéis visto el vídeo os habréis dado cuenta ^_^. Aún y así, disfruté mucho haciendo el payaso durante la grabación. 

     Poco más tengo que daros como conclusión sobre las Lunio Story Cards aparte de lo mencionado en el vídeo a partir del minuto 23:00. Como primer punto positivo destaco la facilidad que tiene de ser transportado a todas partes. No exageraba cuando al comienzo de esta reseña he dicho que la baraja cabe en un bolsillo de una camisa cualquiera. Pensad que el tamaño es poco más o menos como el de una baraja española. Añadid a esto que se puede jugar en cualquier lugar y en cualquier momento, incluso si os encontráis en los asientos del cine esperando a que empiece la película después del millón de minutos de anuncios que os meten. 

    Cualquiera puede jugar a la baraja Lunio, cualquiera puede inventarse un juego en cualquier momento y cualquiera puede jugar con ella. Es un título abierto que va tomando forma a medida que los usuarios van creando más y más formas de jugar con ella. No tiene siquiera edad mínima para jugar con ella. Igual un niño de dos años no entenderá ninguna de las formas básicas de jugar con la baraja, como la de crear una historia con el resto de jugadores teniendo tres cartas cada uno, pero seguramente con la ayuda de los padres podría empezar a construir pequeñas frases a través de las imágenes de las cartas. Las Lunio Story Cards se adaptan a cualquier persona, ya que es una herramienta totalmente moldeable y manipulable. No es como cualquier juego habitual que contiene un manual de instrucciones indicando apartados como componentes del juego, preparación de la partida, cómo jugarlo... Vosotros jugáis como os dé la gana, punto y final. 

     Para actores de teatro, monologuistas, magos, ilusionistas, escritores... las Lunio Story Cards son precisamente una buena fuente de inspiración, improvisación y de enriquecimiento para sus obras y actuaciones. Ya no estamos hablando de que sea un generador de juegos de cartas, sino que, yendo más lejos, es muy útil para aquellos que se dedican al mundo del espectáculo. Este apunte es simplemente una curiosidad que añado para vosotros, lectores, ya que seguramente lo que os interese del juego es su aporte al mundo lúdico.

     Cada uno de los números de las Lunio Story Cards agrupan en categorías unos dibujos que tienen relación entre ellos. Por ejemplo, los número 7 representan los distintos estados de la materia (líquido, gas, sólido y magma, que sería el plasma realmente), por lo que cada palo (lunas, corazones, casas y estrellas) tendrá un dibujo que represente un estado de la materia en concreto. Así, tenemos que el 7 de lunas es una botella de agua (estado líquido), el 7 de corazones es un globo (estado gaseoso), el 7 de casas es una balanza (estado sólido, la balanza se usa para pesar sólidos) y el 7 de estrellas es un farolillo (plasma, el farolillo representa calor).





   
     Como más curiosidades que aporta el juego y que enriquecen su extraño diseño menciono que el número y el palo de cada carta viene expresado en el propio dibujo que cada una contiene. Así, por ejemplo, si os fijáis en la imagen anterior podéis apreciar que la balanza (número 7 del palo casas) contiene siete casas en su dibujo y que el farolillo (número 7 del palo estrellas) tiene siete estrellas en su imagen. Esto es así en todas las cartas menos en las X, Y y Z, que pueden ser cualquier número. La carta Y de estrella, que es un dragón, dispone de 13 estrellas en su imagen (al menos esa es la cantidad que yo he contado...). ¿Podríamos decir, pues, que estamos ya ante un nuevo modo de juego que consiste en contar el número de palos que hay en cada uno de los dibujos de las cartas? Sería útil para los más pequeños que comienzan a aprender los números, ¿no creéis?


     


        A mí me parece muy curiosa la forma que el autor ha tenido de crear categorías con los números de las cartas. Y más original aún que en cada carta, en su dibujo, aparezca la cantidad de palos expresada por el número. De hecho, con esto ya se puede crear un nuevo juego: encontrar en el dibujo de cada carta los palos que indique su propio número. Remitiéndonos a la imagen de más arriba, sería encontrar las siete casas en la balanza, las siete estrellas en el farolillo, los siete corazones en el globo y las siete lunas en la botella.

        En definitiva, la baraja Lunio será una gran adquisición para vosotros si os gustan los juegos de crear historias, si os dedicáis al mundo del espectáculo o si os encanta crear vuestros propios juegos. Es apto para todo tipo de jugadores, para todas las edades y os cabe en cualquier bolsillo. ¿Qué mas podéis pedir? Ahora bien, si no os gustan los títulos de echarles imaginación, ni que sea para crear vuestros propios minijuegos, no la adquiráis. Podéis ver más conclusiones en el vídeo, a partir del minuto 23:00.


¡Un saludo a todos, jugones y jugonas, y gracias por leerme!

No hay comentarios:

Publicar un comentario