Reseña de Piratas de la suerte

Todo el mundo sabe qué son los piratas. Normalmente los atribuimos a aquellos individuos de la edad medieval y/o del renacimiento (aunque lo cierto es que desde que existe la "navegación" como tal el concepto de "piratería" se lleva produciendo, incluyéndose en la actualidad...) que vivían la mayor parte del tiempo en sus barcos, los cuales navegaban día y noche por los mares. La principal actividad de éstos era la de saquear otros navíos por tal de subsistir, y si eran mercantes mucho mejor, ya que los beneficios que éstos aportaban eran con diferencia mucho más elevados que los de cualquier otro tipo de barco. Rara vez pisaban tierra, ya que el mar también les suponía la protección necesaria para evitar las fuerzas de la ley en el momento de cometer crímenes. ¿Quién no ha visto las clásicas películas de piratas en la que los barcos se lían a cañonazos, a disparo de mosquetes, trabucos, pistolas... bajan el puente, uniendo los barcos y se enzarzan en una cruenta batalla cuerpo a cuerpo? No dejaban de ser bandidos, pero en el mar.

Pero fuera de sus acciones malignas, también tenemos el estereotipo de buscadores de tesoros; a alguno le llega el clásico mapa del tesoro, perdido en una isla, como no, repleta de trampas que lo protegen, e incluso tribus nativas. En estos casos lo que la mayoría de ellos necesita es suerte, porque al menos, en las películas como mucho acaban sobreviviendo los típicos protagonistas de turno.


*¡Con "Piratas de la suerte" los niños podrán intentar hacerse ricos!






"Piratas de la suerte" es un juego de la casa Haba en el que de 2 a 4 jugadores de entre 5-10 años podrán meterse en el papel de piratas para intentar conseguir antes que nadie cinco tesoros. 

La idea del juego es simple; el tablero se compone de 7 losetas, dos de las cuales contienen un cofre del tesoro, otra un barco pirata y el resto, denominadas "losetas de mar", nada relevante. Se colocan todas en la superficie de juego, al azar y formando un círculo. Los piratas comienzan todos en la loseta del "barco pirata". Por turnos, los jugadores lanzan el dado y se mueven tantas casillas en sentido horario como éste indique. Si caen...

-... sobre una de las islas que contiene un cofre del tesoro, consiguen un tesoro.
-... en el "barco pirata", pierden un tesoro (si tienen alguno).
-... en una de las cuatro "losetas de mar", no sucede nada, ya que no tienen acción alguna.

Si un jugador acaba su movimiento en una loseta que está ocupada por otros deberá, también, retarles a un duelo a todos, pero individualmente y siguiendo un orden (primero un jugador, luego otro...). Un duelo consiste únicamente en, comenzando por el jugador que tiene el turno actual, lanzar los dos discos de madera. El primero de los dos jugadores en conseguir en una única tirada que aparezcan los dos barcos en sendos discos es el ganador del duelo y obtiene un tesoro de la reserva.



*Podéis ver la vídeo-reseña aquí: "Piratas de la suerte"

Reseña de Fungi

Los hongos son un grupo de seres vivos diferentes de las plantas y de los animales, razón por la cual se clasifican en un reino aparte llamado Fungi. La ciencia que los estudia se llama Micología (Mykes=Hongo y Logos=Estudio). Poseen gran capacidad de adaptación y pueden desarrollarse sobre cualquier medio o superficie, tanto en los bosques como en las ciudades. Se reproducen por medio de esporas, las cuales son diseminadas principalmente por el viento y por el agua.

Juegan un papel descomponedor, ya que transforman la materia orgánica en sustancias más simples y asimilables por otros seres vivos. Pero también pueden desarrollarse formando asociaciones de beneficio mutuo con raíces de plantas (micorrizas) y con algas dando origen a los líquenes --que son organismos totalmente diferentes a las plantas y a los mismos hongos--, mientras que algunos crecen sobre otros seres vivos produciéndoles enfermedad o incluso la muerte.

Los hongos han jugado y juegan un papel muy importante en la medicina, la industria y la alimentación. La era de los antibióticos se inicia con el descubrimiento de la penicilina, obtenida a partir del hongo Penicillium notatum; asimismo algunos hongos son importantes en la industria de quesos, cerveza, vinos y otros; además de la excelente fuente de vitaminas, proteínas, fibra y minerales que constituyen los hongos comestibles.

Aunque no se conoce con exactitud el número de especies, hasta ahora se han descrito aproximadamente 80.000 en todo el mundo.

Copiado de: http://www.inbio.ac.cr/papers/hongos/intro.htm


Ahora que estáis empapados de esta pequeña explicación sobre los hongos que he plagiado directamente de la web cuyo enlace tenéis anteriormente...


¡...ya podéis cocinar hongos con "Fungi"!



La versión en catalán del juego ha sido editada por "Devir" y se denomina "Boletaires". 

En "Fungi" o "Boletaires", como queráis llamarlo, hasta 2 jugadores tendrán el papel de buscadores de setas para darse un festín de comida con ellas. Cada jugador comenzará la partida con 3 cartas. A raíz de aquí, se trata de intentar conseguir como mínimo tríos de setas iguales para poder cocinarlas y puntuar. Hay un total de 9 tipos diferentes. Aparte, hay cestas, que os ampliará el máximo número de cartas que podéis tener en la mano, sartenes, necesarias para poder cocinar y puntuar, un tipo de seta venenosa, que es al mismo tiempo un fastidio y una "bendición" (ya veréis porqué...), mantequilla y sidra, para darle más sabor a lo que cocinéis y obtener puntos extra, y cartas de luna, que representan una seta más poderosa de, en concreto, 8 de los 9 tipos que hay.




*La cosa va de setazas...

Tenéis a continuación una fotografía de cada una de las 9 diferentes setas que encontraréis en el juego.














Las "cartas de palo" son unas que representan ramitas de árboles. Os ayudarán a conseguir las cartas que deseéis, del bosque, más rápidamente, sin necesidad de esperar a tenerlas al alcance (ver más adelante).






Cuando cogéis una "carta de luna" del bosque inmediatamente la descartáis y robáis una de las "cartas de noche" del mazo pertinente.

Carta de Luna




Como ya he mencionado, las "cartas de noche" representan una versión más fuerte de 8 de los 9 tipos de setas que componen el juego. Hay una sola carta por cada uno. 










Reverso de una "Carta de noche"





Las sartenes se utilizan para cocinar las setas. Sin ellas no podréis ganar puntos, independientemente de que dispongáis de un trío de setas iguales.







El máximo número de cartas que podéis tener en mano es de ocho. Las cestas os incrementarán, cada una, en dos dicho máximo, es decir, con una cesta podríais tener 10 cartas, con 2, 12... así sucesivamente.





La seta venenosa, conocida como "Fly Agaric", reduce en 4 el máximo número de cartas que podéis tener en la mano durante el turno en el que la cogéis y el siguiente, momento en el cual se descartaría.

 Ojo, no es lo mismo decir "reducir en 4" que "reducir a 4". Con ésto pretendo explicaros que, si el tope básico de cartas en la mano es de ocho, la seta venenosa hará que dicho tope disminuya en cuatro, osea, que sería de cuatro cartas (8-4=4). Pero claro está, si tenéis por ejemplo 2 cestas, cuyo tope de cartas sería entonces de 12, con una seta venenosa se reduciría hasta ocho (12-4=8).






Si cocináis como mínimo 5 setas iguales de una tirada podéis añadir la sidra, que aportará a la puntuación total del plato 5 puntos extra.







Si cocináis como mínimo cuatro setas iguales de una tirada podéis añadir la mantequilla, que aportará a la puntuación total del plato 3 puntos extra.








*Preparando la búsqueda

Lo primero que tenéis que hacer es obtener una sartén cada uno y colocarla en vuestra zona de despliegue, es decir, sobre la mesa, enfrente vuestra.

Luego, formad un mazo de "cartas de bosque". Dicho mazo está compuesto por todas las cartas que tienen el siguiente reverso, más concretamente, todas las cartas de setas (sin incluir las versiones nocturnas), sartenes, sidras, mantequillas, cestas y "cartas de luna".







De este mazo robad 8 cartas y colocadlas boca arriba formando una fila. Después, situad el mazo a la izquierda de dicha fila. Esta fila es denominada "bosque".







Colocad luego la carta de "par de zapatos" justo debajo de las dos cartas situadas más a la derecha de la fila.







Dejad aparte las "cartas de palo" y haced un pequeño mazo boca abajo con las ocho cartas de noche. Por último, cada uno de vosotros tiene que robar 3 cartas. 


Carta de noche


-Si alguna de ellas es una "cesta", colocadla automáticamente en vuestro despliegue. Recuerdo que cada cesta que tengáis aumenta en 2 vuestro tope máximo de cartas en mano. Por norma general, vuestro tope es de 8 cartas.

-Si alguna de ellas es una "carta de luna", descartadla y robad inmediatamente una "carta de noche", añadiéndola a vuestra mano.

Carta de Luna



-Si alguna de ellas es una "Fly agaric" (seta venenosa), se descarta sin surtir efecto y no la reemplacéis por otra.






Aquí os dejo el diagrama mostrando un ejemplo de preparación, sacado del manual de la versión en inglés.







*¡Cocinando setas!

Comenzando por el jugador que haya comido setas más recientemente, debéis realizar una de las cinco acciones que a continuación veréis. No podéis pasar turno por voluntad propia, por lo que si por algún casual no tenéis posibilidad de realizar ninguna de las acciones disponibles, el contrincante irá encadenando turnos hasta que podáis actuar de nuevo. Ojo con esto, es importante. Tampoco podéis descartar cartas en caso de querer; sólo hay una forma, y es con las "setas venenosas", que veréis en breve.


1-Coger una carta del bosque: hay dos maneras; coger una de las dos cartas que estén justo delante del "par de zapatos" o bien una cualquiera de la fila usando "cartas de palo".

Para el primer caso no hay más que hacer acopio de una de las dos disponibles que hay enfrente de los zapatos.





Para el segundo, necesitaréis gastar una cantidad de "cartas de palo" determinada por la posición que ocupe la carta que deseéis agarrar. Las "cartas de palo" se consiguen con la "tercera acción: vender setas". 



Los números indican el coste en "cartas de palo" de cada posición. Empezando por la derecha, la que tiene el número "1" costaría una "carta de palo", la del 2, dos, la del tres, tres... y así sucesivamente. 



Las "cartas de palo" usadas van a parar al mazo correspondiente. 


-Si cogéis una sartén, seta, mantequilla o sidra la carta va a parar a vuestra mano. 

-Si seleccionáis una carta de "cesta" tenéis que colocarla en vuestro despliegue (enfrente vuestra). No ocupa un espacio en vuestra mano. Cada cesta aumenta en 2 el tope máximo de cartas en mano que podéis tener. 

-Si cogéis una "carta de luna" debéis descartarla y robar inmediatamente una "carta de noche" del pequeño mazo pertinente. Ésta carta va a vuestra mano. 

-Si hacéis acopio de una "Fly Agaric" o "seta venenosa" debéis añadirla a vuestro despliegue (enfrente vuestra). No ocupa un espacio en vuestra mano. La tendréis ahí durante el turno actual y el siguiente, momento en el que la mandaréis a la pila de descartes. Recuerdo que la seta venenosa reduce en 4 el tope de cartas que vuestra mano puede almacenar (ver en la sección de la explicación "La cosa va de setazas..."). Ésta es la única manera de descartaros de cartas innecesarias o que os estorben; cuando elijáis una "seta venenosa", si al reducir el tope de cartas en 4 superáis el nuevo tope (recordad que las cestas tienen efecto y aumentan dicho tope en 2 cada una...) tendréis que descartaros de las cartas necesarias, hasta respetar el nuevo límite. Por lo tanto, la "Fly Agaric" se puede considera tanto buena como mala, según la circunstancia en la que os encontréis. 








2-Coger todas las cartas de la "pila de descomposición":   tras cada uno de vuestros turnos la carta situada lo más a la derecha del bosque (primera posición empezando por la derecha) es descartada (si no ha sido escogida) y va a parar a lo que se le denomina "pila de descomposición" (o algo semejante, ya que yo tengo la versión en inglés del juego). Si ésta carta la ha cogido aquel de vosotros que tenía el turno actual, no hay descarte.




La "pila de descomposición" puede albergar hasta un máximo de 4 cartas. En el momento en el que se vaya a introducir una quinta, descartaréis toda la pila actual (las cuatro cartas que haya) y añadiréis la nueva. 

La segunda acción que tenéis a vuestra disposición en el juego es coger todas las cartas que haya en la "pila de descomposición". No obstante, sólo podréis hacer ésto si no superáis el límite de cartas que podéis tener en la mano. Es decir, por ejemplo, que si yo tengo una mano de 6 cartas y la "pila de descomposición" contiene tres, no podría cogerlas, porque paso del tope básico, que es de ocho. Aún y así, tenéis que tener presente que si en dicha pila hay setas venenosas y cestas, éstas no ocupan hueco en la mano y sus efectos se aplican inmediatamente, osea, la cesta de la pila os aumentaría en 2 el tope básico instantáneamente y al mismo tiempo la seta venenosa os reduciría el límite de cartas de la mano en cuatro. Teniendo en cuenta estas variables, sabréis si podéis hacer acopio de la "pila de descomposición" o no. 





3-Cocinar setas: para cocinar las setas necesitáis como mínimo un trío del mismo tipo en vuestra mano(3 Armillaria mellea, 3 Auricularia auricula...). Aún y así, podéis cocinar cuatro, cinco, seis... la cantidad que dispongáis, pero cumpliendo el requisito de que sea como mínimo un trío del mismo tipo. Para cocinarlas, no tenéis más que bajarlas a vuestro despliegue sobre una "sartén" que hayáis jugado anteriormente, o bien bajar todas las setas y una sartén desde vuestra mano, de golpe

Cada tipo de seta otorga una puntuación en concreto, indicada en su propia carta, donde aparece la imagen de una sartén. 






Junto a las setas que queráis cocinar tenéis la opción de añadir "mantequilla" o "Sidra", o ambas, bajándolo todo de golpe (no se pueden añadir en turnos posteriores). 

Si cocináis como mínimo cuatro setas iguales podéis añadir "mantequilla", que aportará tres puntos adicionales








Si cocináis como mínimo cinco setas iguales podéis añadir "sidra", la cual aportará cinco puntos extra.







También tenéis la ocasión de cocinar 8 setas iguales y añadir 2 mantequillas, o cocinar 10 setas iguales y añadir 2 sidras o bien cocinar 9 setas iguales y añadir 1 mantequilla 1 una sidra.


Cabe destacar que las versiones nocturnas de las setas otorgan el doble de puntos y cuentan como si fueran dos cartas en lugar de una. Por ejemplo, si tuviera yo en la mano una "Auricularia auricula" y su versión nocturna ya dispondría, entonces, del trío de cartas necesario para poder cocinarlas. Por lo tanto, recordad, las versiones nocturnas cuentan como dos cartas, aunque en la mano solamente ocupan un sólo espacio.








4-Vender setas:  si disponéis como mínimo de una pareja de setas del mismo tipo podéis venderlas. También es posible vender un trío, un póquer...Vendiendo setas es como recibiréis "cartas de palo", que os servirán para conseguir las cartas que se encuentren en lo más profundo del bosque (ver apartado "Acción 1: coger una carta del bosque").







Las setas vendidas van a parar a la pila de descartes. Las "cartas de palo" se colocan en vuestro despliegue, por lo tanto, no ocupan espacio en vuestra mano.

A la hora de vender, las versiones nocturnas de las setas cuentan como si fueran dos cartas también, lo único es que ocupan un sólo espacio en la mano. Así que, de hecho, una seta nocturna, por si sola, podría venderse, porque es tratada como dos cartas.



Esta imagen representa un ejemplo de "Coprinus comatus" nocturno. Podríamos venderla sin necesidad de tener otra carta del mismo tipo de seta, y nos aportaría 2 "cartas de palo", ya que cuenta como si fuera dos cartas normales de "Coprinus comatus".




5-Bajar una sartén: podéis bajar una "sartén" de vuestra mano al despliegue propio. No tiene más.



Tras haber realizado una de las cinco acciones descritas anteriormente, el jugador activo debe llevar a cabo los siguientes pasos:

-En primer lugar, mandar a la "pila de descomposición" la carta (si no ha sido escogida en el turno del jugador actual) que ocupe la primera posición en el bosque (explicado en el apartado "Acción 2: coger todas las cartas de la pila de descomposición").








-En segundo lugar, todas las cartas que queden en la fila se desplazan hacia la derecha. Siempre tiene que haber dos cartas justo encima del "par de botas". Comparad la siguiente imagen con la anterior y veréis que la fila se ha desplazado hacia la derecha. 





-Por último, se rellenan los espacios vacíos que han quedado a la izquierda, que pueden ser o uno o bien dos, según si el jugador del turno actual escogió la carta de la posición 2, en cuyo caso la de la posición 1 iría a parar a la "pila de descomposición", o bien directamente hizo acopio de la de la posición 1, en el cual solamente se repondría una sola carta, ya que ninguna iría a dicha "pila de descomposición" (recuerdo que a dicha pila solamente va a parar la carta que ocupa la posición 1 si ésta no ha sido escogida). El bosque (la fila) siempre tiene que tener 8 cartas.





-Es el turno del siguiente jugador, que realizaría una de las cinco acciones descritas antes.






*El fin de la recolecta

Tan pronto el "mazo de cartas de bosque" y el "bosque" (la fila de cartas) se queden sin cartas el juego termina inmediatamente. 




*Y el ganador es...

Aquel de vosotros que tenga más puntuación. No tenéis más que sumar todos los puntos que otorguen las setas que hayáis ido cocinando a lo largo de la partida (ver "acción 3: cocinar setas").



*Conclusión

"Fungi" a simple vista puede parecer un juego aburrido y que poco tiene que aportar. Realmente yo lo compré no porque me atrajera el mundo de las setas y los hongos (no soy aficionado a eso), sino porque necesitaba juegos de mesa para dos jugadores y económicos, y puesto que lo compré en la versión alemana-inglesa, me salió por 10 euros, y no me arrepiento en absoluto de la adquisición: es de mis juegos favoritos dentro de mi ludoteca.

Estáis ante un juego, como ya he dicho, para 2 jugadores, idóneo, sencillo y muy logrado, sino fuera por el mayor defecto que tiene para mí gusto, que es el tener que estar gran parte de la partida moviendo las cartas hacia la derecha, tras el turno de cada jugador. Ésto es bastante agobiante, y supone el depender de fundas para las cartas sí o sí, porque sino dos o tres partidas les doy con tanto arrastrarlas sobre la superficie de juego.

Si habéis echado un vistazo al "Cómo jugar..." (toda la explicación de arriba), observasteis que la mecánica es tan simple como coger cartas de setas del mismo tipo para hacer parejas, tríos, cuartetos, quintetos... y así obtener el máximo número posible de puntos al cocinarlas o bien conseguir muchas cartas de palo, que al mismo tiempo nos permitirán conseguir con antelación las cartas deseadas del bosque. Con lo cual, el objetivo es relativamente sencillo de entender y de conseguir. La gracia del juego radica, pues, en estar atentos a qué setas va cogiendo el rival, ya que de esta forma podéis arrebatarle las que sean de los mismos tipos, y evitar que así logre conseguir parejas, tríos... Claro que, por otro lado, también debéis estar atentos de hacer acopio de las que os interesan a vosotros mismos, con lo cual, estáis ante la indecisión de: "¿Le robo una que le puede ir bien a mi rival o cojo la que me es útil a mí?". En más de una ocasión os encontraréis con esta situación dentro de una partida.

Un detalle a tener en cuenta es el hecho de no poder descartar las cartas por propia voluntad. Ésto, que puede parecer una tontería, le da al juego el toque de no hacer las cosas al tuntún y sin pensar. Aunque no lo parezca, la mano rápidamente se os llenará de cartas, sobretodo en los casos en los que queréis acumular muchas setas de un mismo tipo para cocinarlas todas de golpe, y veis como turno tras turno se roban nuevas cartas del "mazo de cartas de bosque" y no aparecen justamente las que queréis... por lo que esperar a que salgan, es poco recomendable y, añadiendo, más todavía teniendo en cuenta que nunca podéis pasar turno porque queráis, ya que siempre estáis obligados a hacer una de las cinco acciones. Por lo tanto, es sumamente importante, aunque no complicado, gestionarse la mano de cartas.

Poco más me queda por decir de "Fungi", aparte de, como supondréis, tener su pequeño toque de memoria en caso de que queráis ir memorizando los tipos de setas que vuestro rival vaya cogiendo a medida que la partida transcurra.


-¿Estrategia?: yo no consideraría que "Fungi" tenga mucha estrategia, ya que no es de pensar apenas, sino que es más de observar y de gestionar un mínimo la mano de cartas.

-¿Suerte?: en este juego jugará malas pasadas sin lugar a dudas. Yo aconsejo no esperar mucho a que aparezcan las setas deseadas, porque de esta forma iréis perdiendo turnos que podríais haber aprovechado mejor, por ejemplo, vendiendo setas o cocinándolas, en lugar de haber cogido por coger cualquier carta del bosque... Recordad que siempre estáis obligados a hacer una de las cinco acciones en cada turno...

-¿Dificultad?: nada complicado de aprender a jugar ni de entender. Es sencillo en todos los aspectos. Algo lioso puede ser comprender al principio el efecto de la seta venenosa visto desde fuera, sin haberlo practicado.

-¿Duración?: una partida me suele durar a mí entre media hora o 45 minutos aproximadamente. No se hace agobiante, aunque sí es algo exasperante el mover las cartas hacia la derecha tras cada turno.

-¿Relación calidad-precio?: la calidad de las cartas no mata, son las típicas blandengues que sin fundas duran dos o tres partidas. Pero el precio, para lo que es el juego, lo considero económico, aunque como ya he mencionado antes en mi caso es la versión alemana-inglesa (10 euros), que es más barata que la editada en España por Devir (ronda los 14 euros).

-¿Rejugabilidad?: recomiendo jugarlo una vez que se tercie, no es un juego para explotarlo porque se aborrecerá rápido. Una partida nueva no aporta nada relevante respecto a las anteriores jugadas, excepto que las cartas irán apareciendo en diferente orden, claro está. Eso sí, os aconsejo que barajéis a conciencia el mazo de cartas, porque sino es muy probable que os aparezcan las de un mismo tipo muy juntas y, creedme, así el juego pierde una gracia enorme y da hasta asco jugarlo.



¡Convertiros en recolectores y cocineros de setas con "Fungi"!