Reseña Llinars weekend 2017

¿Qué aconteció en las jornadas Llinars 2017?

      Los días 8, 9 y 10 de septiembre del año 2017 fueron testigos, una vez más, del evento de juegos de mesa y del torneo a El Señor de los Anillos de la Tierra media (juego de cartas coleccionable) que se llevaron a cabo en la Casa Mogent de Llinars del Vallés. El año pasado quisimos probar la experiencia. Nos gustó hasta el punto de querer volver a repetir, así que en el 2017 la susodicha casa de colonias fue testigo una vez más de la presencia de algunos de los miembros de El Dado Dorado






       Acabamos llegando allí el viernes día 8 a eso de las 12 horas aproximadamente, no sin antes pasarnos por el Mercadona del pueblo para hacer acopio de suministros. Si íbamos con comida propia en vez de depender de la que ponían en el centro salía mucho más económico, y con diferencia. 







           La cosa es que nos tocó esperar un buen par de horas hasta que aparecieran por la casa de colonias los organizadores del evento, ya que nosotros llegamos demasiado pronto. Total, que mientras tanto estuvimos deambulando un poco por el recinto para ver sus instalaciones. 









         Pero sobre todo, nos encargamos de pedir permiso para ir montando la tienda de campaña. Era la primera vez que la estrenábamos, aunque la experiencia no fue tan maravillosa como esperábamos. Más adelante descubriréis porqué...



Sí, hay un cojín con forma de emoticono, sí. 




           Después del montaje de la tienda de campaña nos dedicamos a comer. Solo tuvimos que esperar un poco más hasta que aparecieran los organizadores de la actividad para poder pagarles lo debido por acampar y por una habitación (no todos dormimos en la tienda).






         Una vez llegada la tarde nos dedicamos a lo nuestro. ¡Al vicio! Tuve la oportunidad de probar Kanagawa (reseña aquí). Este juego me llamó la atención por su estética cuando lo vi en la tienda Ziggurat Jocs. Como en la mayoría de los casos, preferí trastear el título antes de comprarlo y se me brindó la oportunidad allí, en el evento. Es un juego al que haría más partidas para acabar de decidirme si adquirirlo o no, a dos jugadores se queda algo corto y no tuve ocasión de jugarlo más. 







      Otras dos compañeras de asociación se estrenaron con un Cottage Garden (reseña aquí). Es conocido por su brutal semejanza al Patchwork, con la diferencia de que al primero pueden jugar más de dos personas. A ellas les gustó y yo tuve la oportunidad de probarlo en la sección de ludoteca libre que había en las II Olimpiadas lúdicas del Club Amatent que se celebraron el 16 de Septiembre en Sant Vicenç dels Horts. La verdad es que he leído mucha crítica negativa referente al juego pero, como digo siempre, mejor probarlo uno mismo y asegurarse; y a mí no me dejó mal sabor de boca. 






       Tras aquellas partidas decidimos ir a cenar al pueblo para mover las patas un poco y no estarnos todo el día allí, en la casa de colonias. Comimos en un kebab. Estábamos la mar de cómodos hasta que dos personas ajenas a nuestro grupo se pusieron a jugar al billar, bebiendo, fumando y poniendo la música del móvil a toda pastilla. Al final acabaron cogiendo una cogorza que lo flipáis y empezaron a decir cosas sin sentido. Miedo teníamos de que una bola de billar fuera a parar a nuestras cabezas...

      Después de la cena volvimos a la casa. Nos disponíamos a jugar un ¡Toma 6! (aquí la reseña) cuando una pareja joven nos pidió unirse a nuestro grupo. Al parecer todo dios les daba evasivas y nosotros, como buena asociación abierta a todo público, les permitimos unirse a la contienda. Empezamos jugando un Virus! (aquí la reseña), que se hizo bastante interminable (éramos cinco jugadores si mal no recuerdo) hasta que llegó el momento en el que al parecer todos se acababan metiendo mierda entre ellos y a mí me dejaban tranquilo. Acabé ganando porque me ignoraron. Virus! es un buen filler de cartas, no obstante presenta ese pequeño defecto, que a muchos jugadores se llega a eternizar mucho.






            Para terminar nos dedicamos a viciarnos al Not Alone (aquí la reseña). Las Presas acabaron ganando la partida y con bastante diferencia. Yo estaba entre ellas. La cosa es que el jugador que hacía de Criatura era muy malo,o lo hacía ver, y no atinaba a cazarnos apenas. Total, que la partida acabó convirtiéndose en un paseo por el campo, teniendo en cuenta que Not Alone destaca por su dificultad, como la mayoría de los juegos cooperativos.






       Hora de irse a la cama, que en mi caso era un par de mantas y un cojín con forma de emoticono en la tienda de campaña. ¿Y podríamos despedirnos del Viernes 8 de Septiembre del 2017 así? No, por supuesto que no. Falta la anécdota divertida y que me hizo, en parte, pasar sueño. El estreno de nuestra primera acampada con aquella tienda tuvo su fiesta de inauguración.

     Al parecer hacíamos tanto ruido que llamamos la atención de un "individuo" que había, sin nosotros saberlo, en una caravana a unos pocos metros de nosotros. Pensábamos que aquel vehículo estaba abandonado cuando llegamos por la mañana a la colonia, pero no. Total, que nos disponíamos a dormir ya cuando el payaso aquel se puso a golpear la tienda por fuera por tal de llamar nuestra atención. Al poco rato habló y preguntó que quiénes éramos, a lo que respondimos que estábamos allí por lo de la jornada de juegos de mesa. También quiso saber nuestro nombre, pero solo contestó Ricardo. El resto estábamos callados y yo acojonado totalmente. Después se dispuso a ofrecernos el ir a su caravana para fumar y meternos de "todo" un poco. Nos negamos con la excusa de que teníamos mucho sueño. Y así, el "alien" o lo que fuera aquel tío se piró y nos dejó tranquilos, aunque ya no pude dormir bien en toda la noche. ¿Estaríais cómodos y a gusto con un hombre que os ofrece droga así, sin más, sin conoceros de nada? Es la primera vez en mi vida que me pasa semejante cosa. Definitivamente, eso que se suele decir de que hay una primera ocasión para todo lo voy a tener mucho más presente en mi cabeza a partir de ahora.

La caravana del individuo extraño (o del yonki, por ser más explícitos) se encontraba detrás de esta casita que
se utiliza actualmente para guardar utensilios de jardinería. 




            Despertamos a las 7 de la mañana. Nos costó dormir por tener cerca a un yonki y por no estar muy acostumbrados a conciliar el sueño en una tienda de campaña. Nos dispusimos a hablar y a pasar el tiempo duchándonos antes de que los organizadores del evento abrieran la puerta de la sala en la que se encontraban todos los juegos de mesa. No era mala idea madrugar siempre y cuando pudieras ir mirándote algunos títulos para aprendértelos, pero daba la casualidad de que la puerta de aquella sala solían abrirla a eso de las 9 de la mañana. Lástima.






         Tras el desayuno, que se basó en Cacaolats, zumo y magdalenas, llegó la hora de volver a trastear más juegos. Por un lado estuvieron recordando viejas glorias como es el Munchkin clásico (aquí la reseña) que tantos aficionados tiene y por otro lado tantos haters arrastra a sus espaldas. Ya sabéis que Munchkin es la parodia de los juegos de rol, un título con un trasfondo humorístico y con una mecánica la mar de simple y absurda que poco aporta a un jugador que haya jugado a juegos más duros. Aún y así, las primeras partidas suelen ser muy divertidas por no haber visto ninguna de las cartas que componen el juego (la nariz voladora es mi monstruo top). Eso sí, tiene ese gran defecto de que las partidas se llegan a eternizar hasta la saciedad. Aquella no se acabó por zanjar porque teníamos que volver a ir al Mercadona a comprar más provisiones y se nos comenzaba a hacer tarde.






       Simultáneamente a la partida de Munchkin estuve probando con mi novia el Tokaido (aquí la reseña). Antes de comenzar la partida y de preparar nada me leí el manual. Me quedé bastante sorprendido por su sencillez, hasta el punto de que se me estaban quitando las ganas de probarlo siquiera (suelo ser jugador de juegos más duros). Al final dije que era mejor darle una oportunidad y, que queréis que os diga, me acabó gustando mucho, de tal forma que cuando regresé a casa y volví a ir a Ziggurat Jocs lo compré sin dudar. Sobre todo enamora más por su estética. Me gustó ese pequeño toque de gestión del camino e intentar alargarlo lo máximo posible. Al mismo tiempo  quieres ser el primero en llegar a todos los sitios y deseas putear a los contrincantes colocándote en aquellas casillas que ellos quieren. ¡Tokaido está en la ludoteca de El Dado Dorado!





   
           Tras finalizar el Tokaido hicimos el camino de vuelta al pueblo para volver al Mercadona y aprovisionarnos. Después, vuelta a la casa de colonias para disfrutar de una linda comida compuesta de tortilla, embutidos, pan, zumos, Coca-cola, Fanta... patatas fritas de bolsa... ¡Nos pusimos morados!






          La tarde fue bastante aburrida y sosa. Después de una pequeña siesta que me pegué por haber dormido mal gracias al yonki de mierda estaba cayendo la de cristo. ¡Menuda tormenta, con relámpagos incluidos y con el volumen a tope! Aprovechamos para trastear el juego Kodama (aquí la reseña). Le tenía curiosidad por la estética y por el tema ese de hacer crecer árboles, pero la conclusión a la que llegamos es que tampoco mata demasiado. No motivó a ninguno de los tres que lo jugamos. Se basa en hacer cadenas de cartas que contengan los mismos tipos de dibujos. Mientras más larga sea la cadena más puntos recibiréis. No obstante, hay unas cartas de estaciones del año que le dan cierta chicha al juego al incluir ciertas condiciones a tener presentes en cada una de las rondas de la partida. Además, la posibilidad al finalizar cada ronda de juego de utilizar una carta de kodama también es condicionante para jugar de una forma u otra. La idea del juego es chula y es bonito, pero no aporta nada del otro mundo que no se haya visto ya en otros títulos, a parte del rollo de poner las cartas formando árboles.






       Una vez finalizada la partida al Kodama no nos apetecía mucho jugar a nada más en aquel momento y ya estábamos aburridos, así que decidimos explorar todo el complejo de arriba abajo, o al menos todas aquellas áreas que eran accesibles. Nos dedicamos a ello durante una media hora aproximadamente. No había mucho que ver, más que nada porque el centro, al parecer, era en su tiempo una especie de internado, o eso dedujimos por la cantidad de aulas, habitaciones y duchas que había por los pasillos. Ademas, había una sala de rezos. Mucha monotonía, básicamente.








     
           Y como la excursión se hizo bastante corta decidimos ir a dar una vuelta por los alrededores del complejo viendo un poquito de campo, mientras una agradable manta de lluvia fina nos rociaba durante la pequeña ruta.









         Por la noche nos dedicamos a cenar unos buenos Yatekomo y a jugar un rato más a algunos juegos de mesa. Después, un poco pronto,  nos fuimos a dormir a una habitación porque como llovió durante toda la tarde acabamos por decidir guardar la tienda de campaña, ya que el suelo de la misma se había incluso mojado por el chaparrón que hubo por la tarde. Contactamos con el organizador para que nos dejara una habitación pagando la diferencia entre el coste de esta y lo que era acampar, pero nos la cedió gratis, ya que era por causas mayores.






          Y entramos ya en el domingo día 10 de Septiembre, el último de nuestra estancia en Llinars. Aprovechamos bien la mañana madrugando un poco y dándole vicio al ping-pong. Como era de esperar se me dio realmente mal, me costó aprender cómo jugar y dominar el asunto. Vamos, que al principio solamente sabía hacer bien los saques, pero devolverla... era otro cantar. Con un poco de práctica le acabé cogiendo el rollo.








     Después de estar jugando un buen rato al ping-pong bajaron de dormir el resto de compañeros. Cuando estuvimos todos reunidos procedimos a desayunar lo que quedaba del resto de días. Creo recordar que fue básicamente embutido y pan. Y nada, vuelta a buscar juegos de mesa para probar antes de marcharnos.

    Por mi propia cuenta estuve mirándome el Yangtze (aquí la reseña). Se trata de otro juego más que sigue la mecánica clásica de losetas como el Carcassonne y el Cacao. La diferencia es que en este juego se puntúa consiguiendo Cartas de recompensa de diferentes valores. Cada tipo de Carta de recompensa se obtiene gastando una combinación en concreto de Cartas de farolillos. Por ejemplo, las cartas de recompensa verdes se ganan gastando una carta de farolillo de cada color. Las de farolillo se consiguen jugando las losetas que os convengan en cada uno de vuestros turnos, colocándolas adyacentes a las que ya hay en juego y siguiendo una reglas la mar de simples. No es un juego que compraría en una tienda, ya que tampoco me parece que tenga una diferencia abismal respecto a los dos títulos mencionados antes.


     



         El que sí nos pareció muy destacable fue Magic Maze (aquí la reseña). No soy muy partidario de los juegos en tiempo real, aunque alguno que otro me ha llegado a convencer, como 4 Gods (aquí la reseña). Se juega bajo la tensión de un temporizador, cada jugador solamente puede realizar un único movimiento con todos los peones y todos juegan simultáneamente. Vamos, que hay que sincronizarse muy bien para poder ganar la partida y estar muy concentrados en todo momento. Para añadir más leña al fuego, no es posible comunicarse de ninguna forma, solo se permite el uso de un peón rojo grande que se coloca delante de un jugador en concreto cuando este está empanado y le avisan de que haga algo. Un cooperativo la mar de original y adictivo. Lo tengo en la cola para comprármelo.






       Y cómo última apuesta nos dio por probar el Kerala (aquí la reseña). Se trata también de otro juego de colocación de losetas y abstracto, con un toque de draft. Lo que más me llamó del juego no fue la jugabilidad, sino la estética que tiene y el buen material del que dispone. Es uno de esos títulos que pueden entrar por los ojos fácilmente. Por añadidura, me gustó en parte porque es de esos que puntúan de formas diferentes al final de la partida, es decir, se sacan puntos de formas varias, y eso hace que tengas que estar pendiente a muchos factores durante toda la partida. Es mi estilo de juego, aunque no está en la lista de prioridades para adquirir.






      A continuación, ¡piscina! Hacía calor a pesar de la tormenta del día anterior, así que apetecía ir a hacer el imbécil un rato en el agua. Y exactamente, lo hice. Siempre me ha gustado hacerme fotos con armas de estas que se venden en los chinos a cuatro duros, así que tenía que dar el pego de alguna forma. Así soy yo...








        Y, ya para finalizar nuestra estancia, unos se fueron a descansar a la habitación y otros nos fuimos a hacer una pequeña ruta por el Montnegre para bajar la comida del mediodía. Con esta pequeña excursión nos despedimos de Llinars dirigiéndonos pesadamente y sin muchas ganas hacia la estación de tren, cada uno a sus lugares de origen: Viladecans, Cornellà, Bellvitge y Segur de Calafell.









¡Hasta el año que viene!

Manual increíblemente dinámica begins: Uno Spiderman

        Uno Spiderman es la versión del juego clásico de Uno con imágenes en las cartas del conocido hombre araña. Fue un regalo que recibió uno de nuestros asociados durante la celebración del amigo invisible del 2016. Cada año llevamos a cabo esta actividad, que hasta ahora ha sido todo un éxito. No sé en dónde se compró, pero la calidad de las cartas no está nada mal, y las imágenes que muestra están la mar de chulas. No obstante, jamás me había dado la vena de mirarme el manual, hasta ayer, que tuve la osadía por querer consultar unas normas. He visto manuales con erratas descomunales, pero lo leído en este sobrepasa lo paranormal. Faltas de ortografía a montones, nomenclaturas a los elementos del juego algo absurdas, comas donde van puntos y mayúsculas donde no deben ir... Para un filólogo es infarto seguro. Señoras y señores, deleitaros con semejante belleza escrita. Lo que vais a ver escrito aquí es justamente lo que veríais en el propio manual. ¿Listos para flipar?












      Uno
Reglas de Juego

El juego

       Una vez mezcladas, se dan 7 cartas a cada jugador y con las restantes se hace la pila del POZO, colocándolas al revéssobre la mesa. La carta d e arriba del POZO se da vuelta al derecho para poder comenzar una nueva pila de DESCARTE.

      Elprimerjugador debe tener una carta igual en número, colo ro palabra, a la carta de la pila de DESCARTE. Por ejemplo, si la carta es roio 7, el jugador deberá descartarse de  una carta roja de cualquier color pero de número 7. O puede descartarse de una carta SALVAJE.

     Si el jugador no tiene ninguna carta que  coincida en número, coloro palabra, deberá levantar una carta del POZO.
    
     Si el jugador puede jugar con la nueva carta que ha tomado del POZO, todo bien. Sino es asi,el juego pasa al siguiente jugador. Cuando al jugador le queda solo una carta debe gritar UNO.  Si no lo hace deberá levantar 2 cartas del POZO. Esto, por supuesto, si es descubierto por los demás jugadores. Cuando uno de los jugadores se queda sin cartas, termina la mano. Se hace el recuento de puntos y se comienza de nuevo. 


Contenido

108 cartas como sigue:
19 cartas AZULES:                       0-9
19 cartas ANARANJADAS:         0-9
19 cartas ROJAS:                          0-9
19 cartas AMARILLAS:               0-9
8 cartas LEVANTE 2:2 azules, 2 anaranjadas, 2 rojas y 2 amarillas
8 cartas REVERSA: 2 azules, 2 anaranjadas, 2 rojas y 2 amarillas
8 cartas SALTEO: 2 azules, 2 anaranjadas, 2 rojas y 2 amarillas
4 cartas SALVAJE
4 cartas SALVAJE LEVANTE 4


Reglas del juego

     A cada jugador se le reparte una carta, el jugador que tiente la carta más alta es MANO. Si un jugador eligió una "carta palabra" no cuenta. Comienza el juego el jugador que estáala izquierda del jugador MANO.


Comenzando la pila de descarte

      Una vez que las cartas fueron dadas, la carta de srriba de la pila que hace el POZO se da vuelta al derecho pare comenzar lapila de DESCARTE. Si esta primera carta resulta ser una Carta ESPECiAl se aplican las reglas de CARTAS ESPECIALES.


Función de cartas especiales

* Carta Levante2
       
       Cuando se juega   esta carta, el siguiente jugador deberá levantar2cartas y dejar pasar su turno. Si la carta aparece al principio del juego, el jugador que está a la izquierda de la MANO deberá levantar 2 cartas y continuará el siguiente jugador


* Carta REVERSA

      Su función es la de cambiar de sentido la ronda del juego . Si aparece al comienzo del juego, la MANO juega primero y el juego sigue por el jugador de la derecha, en vez de la izquierda. 


* Carta SALTEO

     Cuando aparece esta carta el próximo jugador pierde su turno, es salteado, Si aparece al comienzo el jugador a la izquierda de la MANO, no comienza el juego, lo hace el Siguiente.


* Carta Salvaje

     Esta carta sirve para cualquier jugada. El jugador que tiene esta carta puede cantar cualquier color incluso el que se esté jugando en ese mismo momento. Una carta SALVAJE Puede jugarse aún teniendo otras cartas para jugar.   Si aparece al comienzo del juego el jugador a la Izquierda de la MANO canta un color y juega. 


* Carta SALVAJE LEVANTE 4

     Esta es la mejor de todas las cartas.El jugador que la tiene no solo puede cantar el color dela próxima jugada sino que obliga al jugador siguientea levantar 4 cartas del POZO y dejar pasar su turno. Si la carta SALVAJE LEVANTE 4 aparece al comienzo del juego se pondrá de nuevo en el POZO y seelige otra para comenzar


Saliendo

     Sieljugador olvida decir UNO antes de que su carta toque la pila de DESCARTE, estará a salvo de tener quelevantar2 cartas del pozo, si se descubre a sí mismo antes de que lo hagan sus adversarios. El jugador solo podrá ser multado si falla en cantar UNO en el momento en que su anteúltima carta toca la pila de DESCARTE. El jugador no podrá ser multado si el próximo jugador comienza su jugada sin que ninguno se de cuenta. Como "comienzo de jugada" se considera haberlevantado una carta o estar descartándose. 

     Sila última carta jugada es una LEVANTE 2 ó una SALVAJE LEVANTE 4, el siguiente jugador deberá levantar las 2 ó 4 cartas Según sea. Estas cartas entran en el puntaje. 

     En el caso que se acabe el POZO antes que algún jugador quede sin cartas, se mezclarán las cartas de DESCARTE, se formará un nuevo POZO y seguirá jugando. 



Puntaje

      Cuando un jugador se queda sin cartas, recibe puntos por las cartas que tienen sus adversarios, de la siguiente forma:

Las cartas del 0-9:               su valor normal
LEVANTE2:                       20 puntos
REVERSA:                         20 puntos
SALTEO:                            20 puntos
SALVAJE                            50 puntos
SALVAJELEVANTE4:       150 puntos

      Ea ganador es el primer jugador en sumar 500 puntos. 


Sanciones

     Eljugador podrá optar por nojugar una carta. En ese caso deberá levantar una carta del POZO. Sila carta es aptá podra jugar pero ya no podrá elegir entre la que tenia y la que levantó. Deberá jugar solamente la que levantó Coalquier jugadorque da sugerencias a otro deberá levantar 4 cartas. 

    Cualquier jugador que juega la carta SALVAJE LEVANTE 4 ilegalmente y es soprendido, deberá mostrar sus cartas al adversario que lo pescó en la infracción. Si es culpable el jugador ilegal, deberá levantar 4 cartas. Sino lo es,eljugadorquelo acusó deberá levantar las 4 cartás mas adicionalea.


Miscelanea

Reglas para 2 jugadores

1. La carta REVERSA actúa co mo la SALTEO. El jugador que juega REVERSA puedejuqar 2 veces. 

2. Eljugador quejuega SALTEO puede jugar 2 veces. 

3.Cuando se juega la carta LEVANTE 2 y el oponente ha levantado 2 cartas el juego está de nuevo conel primero. El mismo principio rige para jugar SALVALEVANTE 4. Todas las de más reglas se aplican de igual modo. 


Pareias

    Los jugadores en pareja deberán sentarse uno frente a otro. Cuando uno de los dos sale la mano finaliza. Los puntos irán para la pareja. 





¡Hasta aquí el manual de marras!