jueves, 30 de agosto de 2018

El origen de El Dado Dorado

      Como cualquier ser vivo, toda asociación tiene un origen, un porqué, un motivo por el que nace y por el que hace lo que hace. Podríamos decir que una asociación (usando mis propias palabras) es un grupo de gente que se une con un fin común, fin que para alcanzarlo se llevan a cabo ciertas acciones con las que sus miembros disfrutan realizándolas. La nuestra, El Dado Dorado, es una asociación sin ánimo de lucro, que implica el no cobrar nada por sus actividades. Entonces, ¿para qué matarse a hacer eventos, quedadas... que requieren ciertos esfuerzos si luego no se cobra ni un duro? Podríamos decir, al menos en mi caso, que es por satisfacción personal. 

      Yo, Cristian Becerra, soy el actual presidente de este grupo al que denominamos El Dado Dorado. El porqué del nombre es básicamente porque nos gustaba como sonaba, y punto. Sí, es bastante simple el motivo, pero es así ^_^. Comencé con los juegos de mesa desde bien pequeño. En aquella época se jugaba a los clásicos: monopoly, ajedrez, damas, la escalera, parchís, oca, ¿Quién es quién?... Gente para jugar no me faltaba realmente, incluso llegaba a montar partidas en solitario al Monopoly. ¿Cómo? Simulaba que jugaban dos jugadores y los controlaba a ambos, tomando las decisiones para cada uno (las pocas que el juego te brinda, la verdad). 

Aquí estoy bastante más joven pero no tengo muchas fotos mías decentes... XDD. Este soy yo, Cristian Becerra, presidente de la asociación.

Bueno, os dejo una en la que salgo haciendo el monguer un poco. 

Pa' chulo mi pirulo





       Allá por el 2002 más o menos me regalaron un juego clásico al que le metí mucha caña y que fue el trampolín para ansiar más e introducirme en los juegos de mesa modernos. Stratego era su nombre y acabé explotándolo mucho, tanto que en unos reyes magos posteriores pedí que me regalaran más juegos de mesa. Así es como llegó a mí el Juego de tronos de tablero (primera edición editada por Devir) y el Warcraft, basado en el videojuego Warcraft III: Reign of Chaos. Con la adquisición de estos dos últimos títulos la vena de querer probar nuevos juegos se disparó, obteniendo en un futuro por mi propia cuenta una copia de Senji. Los cuatro juegos que para entonces poseía compartían una característica, y es que eran de estrategia, si bien Juego de tronos era el más difícil de todos sin lugar a dudas. Llegados a este punto ya no jugaba a juegos clásicos, noté que los modernos aportaban nuevas sensaciones, nuevas formas de jugar, más diversión... y una reglas encantadoras que estudiarme. Bueno, Stratego podríamos considerarlo como un clásico, pero lo meto dentro de los modernos porque fue mi trampolín personal hacia el vicio. 







     Llegamos al 2010, con la querida crisis económica chupándonos el culo. Andaba buscando trabajo. Mientras trataba de encontrar algo tuve una idea, y fue la de ofrecer un taller de juegos de mesa en el Centre de Recursos per a joves Can Xic de Viladecans. La idea era que me pagaran por dirigir aquella actividad, que básicamente era llevar los pocos títulos que tenía, organizar partidas y dinamizarlas, explicando yo los juegos, sin necesidad de que los usuarios tuvieran que leerse ningún manual de reglas, pero obviamente no resultó. Los motivos eran claros: dudaban de que la actividad tuviera éxito y no estaban dispuestos a dar ni un duro. No obstante, me filtraron la información de que en Gavà había una asociación, denominada Plan B, que a veces hacía actividades relacionadas con los juegos de mesa. Un día decidí aparecer por allí y saber más. Así es como acabé llegando a La casa Gran de Gavà, que podríamos considerar como el punto de origen de mi actividad a nivel pre-asociativa. 

La Casa Gran de Gavà




         Marta Sorribas Cervantes, que era una de las empleadas de aquel centro cultural para entonces, fue mi primer contacto allí. Tras el fracaso en Can Xic de Viladecans de intentar llevar a cabo un taller de juegos cobrando resultaba evidente que en Gavà no iba a ser diferente. Total, que propuse mi proyecto, pero de forma voluntaria. Y lo aceptaron. Cada lunes, miércoles y viernes, desde diciembre del 2010 hasta enero del 2013, iba allí a organizar y dirigir partidas a todo el público interesado. Para entonces contaba con juegos nuevos, como Talisman, Doom, Zombies!!!, Descent: Viaje a las tinieblas... Al principio costó bastante de que arrancara, y la verdad es que la mayoría de las veces acudía al centro para absolutamente nada. Al cabo de un mes y medio más o menos de que yo empezase a hacer acto de presencia en La Casa Gran para realizar mi proyecto comenzaron a aparecer los primeros interesados. La mayoría de los asistentes eran chavales que tenían alrededor de unos doce o trece años. En algún momento llegué a tener usuarios de treinta y cuarenta, e incluso algunos con cierto grado de discapacidad mental. Todos resultaron ser una experiencia única a su manera. 
   

      En uno de esos días magistrales en los que no acudía ni el tato a mí taller fue cuando conocí a Jaime García Porcel, que era miembro de la antigua asociación Plan B. Esta era la asociación de la que me hablaron en Can Xic de Viladecans y el motivo real por el que acudí a La Casa Gran, ya que yo les buscaba por tal de colaborar de alguna manera. Al final decidí actuar por cuenta propia con mi proyecto. Actualmente Jaime es secretario de la conocida Trenca't la Closca de Gavà y su mujer, Ana, es la presidenta. Plan B acabó disolviéndose porque sus integrantes tenían formas diferentes de llevar la asociación. ¿Porqué menciono a Jaime en este post? Pues básicamente porque fue él quien me propuso montar mi propia asociación. La primera vez que vi a Jaime recuerdo que se pasó por el casal para, simplemente, jugar a algo. Casualmente me encontraba yo allí. Hasta entonces no había hecho caso de los juegos que el centro disponía, ya que me centraba únicamente en los míos. Jaime me abrió la puerta al Carcassonne. Aprendido este, me motivé para saber jugar al resto: Dixit, Ritmo y bola, Saboteur, Keltis... Mi relación personal con Jaime se basa únicamente en lo vivido a través del juego, y la verdad es que tenemos una confianza total el uno con el otro. De hecho, siempre nos tiene en cuenta para colaborar con su asociación en actividades que ellos organizan, e incluso en ocasiones nos han cedido eventos que ellos mismos no han podido abordar por asuntos personales.

De izquierda a derecha:
- Merlín (actual miembro de El Dado Dorado)
- Jordi (actual miembro de El Dado Dorado)
- Amanda (vicepresidenta de El Dado Dorado)
- Yo (presidente de El Dado Dorado)
- Jaime García Porcel (secretario de Trenca't la Closca)

Esta fotografía fue tomada durante la entrega de premios del 9º Safari fotográfico de Gavà, actividad que organizó Trenca't la Closca en Julio del 2018 y en la cual participamos miembros de El Dado Dorado




       La idea de montar la asociación rondaba en mi cabeza, pero no tenía ni lugar en el que ejercer las actividades ni la gente necesaria. Para crear una asociación hacen falta tres personas mínimo: un tesorero, un presidente y un secretario. Para entonces estaba yo solo. A pesar de ello, tenía la necesidad de dar un paso más hacia adelante; la pasión por los juegos había crecido hasta tal punto en mí que ya se trataba de una ansiedad que necesitaba satisfacer de alguna manera, buscar algo que me hiciera sentir útil ante la falta de trabajo de aquellos tiempos. Hablamos del año 2012 más o menos. Ya llevaba cerca de dos años en La Casa Gran cuando decidí lanzarme a montar una asociación gracias al apoyo de Jaime.

       Le propuse la idea de crear una asociación a mi amigo Ricardo Cabello Ferres; le pareció buena y accedió sin pensárselo mucho. Supongo que como tampoco trabajaba para entonces necesitaba sentirse útil de alguna manera. Sinceramente nunca he sabido los motivos verdaderos por los que accedió a acompañarme en esta aventura, aparte de que no tenía trabajo y del gusto por los juegos. No obstante, su pasión no es tan elevada como la mía ^_^, o al menos eso es lo que creo.

   
A la izquierda, actual secretario de El Dado Dorado, Carlos Castilla García. Entraría en servicio oficial como secretario allá para finales del 2015 aproximadamente.
A la derecha, actual tesorero de El Dado Dorado, Ricardo Cabello Ferres. Tesorero desde su fundación hasta la actualidad. 


      El tercer integrante, Sergio Valle Alcobendas, apareció un día por La Casa Gran como si la vida quisiera que nos hubiésemos conocido. Y así fue. Este chico disponía de un local en Viladecans, que era de su padre y que se convertiría en la sede de la asociación hasta el año 2016. Sergio fue el secretario de la asociación hasta finales del 2015 si mal no recuerdo, entrando después Carlos Castilla García (aparece en la foto anterior), que ya llevaba tiempo viniendo a nuestras actividades y ya le teníamos gran estima. Sergio representó la excusa definitiva para crear la asociación, que acabó denominándose El Dado Dorado. No disponíamos de más gente que quisiera formar parte de la junta de una asociación, así que... el tercer integrante, Sergio, fue el primero que apareció de la nada y que estaba interesado en un proyecto así. La verdad es que fue bastante aleatorio, y se podría decir que el destino acordó un encuentro entre Ricardo, yo y Sergio en La Casa Gran de Gavà aquel día y a aquella hora. 

     El proyecto pasó de ser mío e individual a algo colectivo. En enero del 2013 abandoné aquel centro cultural que me permitió evolucionar y dar un salto hacia adelante, además de conocer a Jaime. Nuestras actividades comenzaron a realizarse en Viladecans y la asociación pasó a estar registrada allí de forma oficial. Con el tiempo comenzamos a hacer en eventos en otras ciudades, expandiendo nuestros horizontes: Barcelona capital, Sant Adrià de Besòs, Cubelles, Sant Boi de Llobregat, Castelldefels... En la actualidad, de hecho, nos gusta más ir fuera que quedarnos en Viladecans, ya que, como digo siempre, nuestro punto fuerte radica en acudir a los eventos y demostrar de qué pasta estamos hechos. 

         
      Y este es el origen de El Dado Dorado. Se podría decir que el motivo principal que me llevó a montarla fue el querer ser útil de alguna manera en una época en la que la crisis económica era muy fuerte y no había manera de encontrar trabajo, además de que yo tenía ciertos problemas psicológicos y no ayudaban tampoco. De hecho, la asociación llegó a sacar lo mejor de mí y me apoyó mucho a la hora de superar mis problemas personales. Otro motivo fue, evidentemente, la creciente pasión por los juegos de mesa, que iba en aumento a medida que descubría nuevos títulos. La asociación lleva activa, a día de hoy, casi cinco años. 






¡Gracias por leerme y saber más de nuestra historia!

jueves, 16 de agosto de 2018

Reseña de Tiny Park

¡Buenas a todos, queridos seguidores de El Dado Dorado!

Aquí os encontráis una vez más leyendo una de mis reseñas, en esta ocasión de Tiny Park, aunque esta vez poco leeréis porque os traigo el primer vídeo que he hecho después de un año y medio de parón de youtube. En el vídeo apreciaréis abreviadamente los motivos por los que he estado tan ausente de forma audiovisual, que básicamente son el no disponer de un lugar mínimamente apropiado para grabar los vídeos. El nuevo espacio utilizado es el Casal de la Montserratina de Viladecans, que es ahora mismo nuestra actual sede a nivel asociativo. La iluminación he podido corregirla un poco en el vídeo, pero la acústica es algo mala... Peor es grabar en mi casa, así que ya iré mirando opciones varias para mejorar. La cosa es ir escribiendo y haciendo cositas para no dejar el blog muerto, y la verdad es que me está costando, porque no tengo el tiempo de antes ni tanto material como al principio. No, no soy de esos reseñadores a los que les ceden 10 juegos al mes para que hagan reseñas de los juegos, y tampoco lo quiero, sinceramente. ¿Os gustaría saber el porqué? Igual algún día os los cuento...

Vamos al grano ya, que me enrollo mucho. 






--> Tiempo medio de juego: 10 minutos. 
--> Número de jugadores: de 2 a 4.
--> Edad: 5+
--> Editorial: Haba
--> Dificultad en dominarlo: Baja
--> Tipo de juego: Colocación de losetas, dados, press your luck


    En Tiny Park competiréis con vuestros rivales para ser el primer jugador en construir su parque de atracciones. El juego dispone de una serie de fichas de atracciones de tamaños y formas diferentes. Cada ficha muestra unos dibujos en concreto. Estos dibujos son los que hay en cada uno de los cinco dados que incluye el juego. En vuestros turnos tendréis la posibilidad de lanzar los dados hasta un máximo de tres veces, eligiendo en cada una de las tiradas qué dados apartar y cuáles relanzar de nuevo. Una vez hayáis decidido parar de tirar los dados o bien hayáis realizado las tres tiradas, debéis comparar los resultados con los dibujos que muestren cada una de las fichas de atracciones que haya a la vista. Podréis adquirir aquella ficha que contenga los dibujos que hayan aparecido en los dados. Por ejemplo, imaginad que una ficha de atracción muestra dos trenes y dos circos: si los resultados de los dados muestran dichos dibujos podréis adquirirla y colocarla sobre vuestro tablero de terreno para ir montando vuestro parque de atracciones.






* Conclusión

--> Número de partidas antes de esta reseña:pues alrededor de unas 15 o 20. Mi sobrino me mete demasiada caña con este juego, con 5 años que tiene ^_^.


--> Motivo de la compra:  este título fue donado por Haba para su reseña. Si, al principio de este artículo puse que no soy de esos a los que les ceden muchos juegos para hacerles reseña, y es la verdad; Tiny Park nos lo donaron hace mucho tiempo, meses largos. Sucede que esperaba el momento adecuado para probar una vez más a hacer vídeos y ver resultados. Ese momento se ha dado hace relativamente poco. 


--> Calidad de los componentes: la parte engorrosa de tener que ponerle pegatinas a los dados es lo que veo como negativa. No obstante, siempre es mejor que tener unos cutres dados no grabados, como les pasa a varios títulos (Memoir '44, antigua edición del Doom...). Teniendo pegatinas al menos no se borrarán. El resto del material es todo correcto, cartón duro de buena calidad. Tampoco he visto erratas graves en el manual del juego, en el apartado de Español

--> Nivel de estrategia: la estrategia aquí radica en analizar qué dibujo es el que más se repite entre todas las piezas que haya a la vista en el momento en el que os llegue el turno. Al fin y al cabo es un juego de probabilidad, por lo que si una imagen se repite mucho lo idóneo es intentar conseguirla en los dados para mirar de tener más posibilidades de conseguir alguna de las piezas. Como resulta obvio, al final será la suerte la que determine si quiere que os llevéis algo o no. Por lo demás, no he visto dosis de puteo hacia el resto de jugadores ni nada por el estilo, es un juego de ir bastante a vuestro rollo. Otra cosa es que alguien coja una pieza y otro jugador se lo tome a nivel personal...

--> Opinión personal del título: A mí personalmente no me chiflan los juegos de dados; que estos determinen qué puedo hacer y qué no es algo que me desagrada muy mucho. Aún y así, considero que el título es, dentro de su estilo, correcto y entretenido. Yo lo he ido jugando con mi sobrino de 5 años y él al menos se lo pasa bomba. De hecho, es bastante mamoncete, cuando me toca a mí lanzar los dados, justo después del primer lanzamiento, ya me está señalando la pieza más pequeña, como insinuando que me lleve esa, tanto si puedo como si no... A la mayoría de los niños les gusta el rollo de lanzar dados y hacer un poco el tetris. En definitiva, es un buen press your luck para los más pequeños de la casa.  

--> ¿Recomendaría su compra?: sí, la recomendaría, en primer lugar porque no es un juego caro (ronda los 12 euros más o menos), y luego porque no le veo más puntos negativos que el que a mí no me gusten mucho los juegos de dados. Yo creo que es argumento suficiente ajajaja. Na, fuera bromas, si no disponéis de ningún juego de dados para vuestro nene Tiny Park dudo que os defraude en lo más mínimo. 




Como juego de dados e infantil que es le doy un 7 sobre 10.

lunes, 30 de julio de 2018

Crónica del evento Area Pulp 2018 de Barcelona

      El 7 de julio del 2018 se celebró en Barcelona el primer evento que se haya celebrado hasta la fecha relacionado con la temática pulp. Recibió el nombre de Area Pulp. Su objetivo principal era el de hacer que el público asistente tuviera un primer contacto con escritores de dicha temática y adquirir sus obras. También hubo conferencias, room escape, partidas de rol de Far West y de otros ambientes relacionados con el pulp, alguna parada de venta de películas y juegos de mesa... Nosotros tuvimos la iniciativa de querer participar en este evento aportando nuestra ludoteca de juegos, que en esta ocasión fue muy selectiva, ya que los títulos que teníamos que llevar tenían que ser sí o sí de temática pulp o bien debían poseer cierta relación. 

      La opinión personal que tenemos del evento es que probaríamos otra vez para ver unos segundos resultados. No, no fue del todo inútil nuestra estancia allí, pero sí que es cierto que hubo solamente dos o tres partidas a nuestros juegos de mesa por parte de gente ajena a nuestra asociación. Por lo tanto, a nuestros ojos no fue un bombazo, sino una especie de primer intento cara a las siguientes ediciones, a las cuales esperamos ser invitados de nuevo. Tenemos presente que fue el primer evento pulp de Barcelona y que lo normal es que sea flojo en alguna de sus actividades, como fue la nuestra. Así pues, veréis que esta crónica es bastante cortita, por nuestra parte no hay mucho que decir. 





* Pulp en todo el evento, incluyendo en los juegos.

      Los organizadores quisieron que todo el evento fuese pulp, así que se encargaron personalmente de seleccionar los juegos que quisieron que llevásemos. Les pasé el enlace de nuestra Wikijuegos y se pusieron manos a la obra con la selección. El resultado es el que podéis apreciar en esta imagen, si bien con algunos igual no acertaron del todo, pero cierto contenido pulp tenían en su medida: western, monstruos, hombres lobo, dragones, mazmorras, ladrones... 









* The Possession es Posesión infernal en juego de mesa y fue el rey de la fiesta. 

      El juego de mesa The Possession vio mesa en este evento y quienes lo probaron quedaron la mar de satisfechos. De hecho, las dos personas que lo trastearon ajenas a nuestra asociación acabaron comprándose una copia del título (nos lo dijeron a través de nuestro grupo de facebook). Fue una partida algo rara, sin mucha agresividad y que no llegó a durar más de una hora. Digamos que no le dio tiempo al juego a volverse agresivo, ya que se jugaron unas tres rondas como mucho. A medida que avanza una partida a este título se va complicando el asunto y sobrevivir cada vez es más difícil. Bueno, capta bien la esencia de la película (Posesión infernal y Terroríficamente muertos), salvo que si te arrancan una pierna siendo poseído al volver a ser normal la tienes de nuevo, como si te la pegaras con pegamento extrafuerte. Al final Merlín, miembro de El Dado Dorado, llegó a alzarse con la victoria quemando el Necronomicón, motivo por el cual la partida duró poco (tuvo mucha suerte al quemar el libro en el primer intento...)









* A los más pequeños les tira todo lo relacionado con monstruos grandes.

      Ya se sabe que los más pequeños tienen una imaginación increíble, y cuando ven monstruos del tamaño de rascacielos por algún motivo se sienten atraídos por ellos. King of Tokyo fue el elegido por parte del hijo de los organizadores (creo que era su hijo, igual me equivoco). Si bien el niño tenía unos cinco años, si mal no recuerdo, ya se notaba que había jugado a juegos de mesa anteriormente. Para que el título no le pareciera muy complicado retiramos de la partida las cartas, que es a nuestro parecer la parte más difícil de entender de todo: porqué elegir esta carta, qué función tiene cada una... Bueno, al parecer dio buen resultado porque estuvieron un rato largo dándolo todo y partiendo caras en Tokyo. 










* Hubo más partidas entre nosotros que participantes ajenos a El Dado Dorado.

        Como ya he mencionado al principio de esta crónica, hubo pocos jugadores que no fueran de nuestra asociación. Así pues, de alguna forma habría que matar el tiempo, por lo que cayeron partidas a Magic Maze, Carcassonne (era de la ludoteca del propio centro cívico), Cacao y Samurai Sword

Magic Maze

Cacao

Samurai Sword


Carcassonne + Carlos con jeto raro y mirada seductora






* En definitiva, Area Pulp funcionó y cumplió con todas las expectativas de los organizadores. 

      El evento pareció gustar a todos los asistentes, así que es muy probable que se monten nuevas ediciones en años venideros. Por nuestra parte no tenemos nada más que añadir, salvo dejaros un enlace de facebook en el que podréis ver mucho más contenido del evento: https://www.facebook.com/areapulp/.

       Terminamos esta crónica con una pequeña batería de fotos que tomamos y ya sabéis, si os gusta el tema pulp no os perdáis las próximas ediciones. 

Mención especial a Sergio Santana Sáez, usuario de El Dado Dorado que estuvo presente en Area Pulp vendiendo copias de su primer libro autoeditado, El elfo de Wellindor. Suerte en tu andadura. 








martes, 24 de julio de 2018

Reseña de Fantasma

Fantasma es otro de esos títulos "chorris" que Friedemann Friese saca a luz con su gran ingenio. Ya sabemos cómo es este hombre, que de golpe y porrazo saca un juego bueno (Alta tensión, por poner un ejemplo) como que saca tres ligeros y sin más fundamento que el de hacernos pasar un rato entre cartas (Fuji Flush). No digo que sean malos juegos, pero sí creo que se dedica a crear muchos títulos que en la mayoría de ellos no se ha esmerado a pensar lo suficiente. Entonces, cuando alguien ve un nuevo juego de este hombre tiende a pensar que es la hostia. Bueno, pues va a ser que no en la mayoría de los casos. 





Fantasma se basa en el concepto Fast Forward, que viene siendo aprender a jugar sobre la marcha de una partida. El título no incluye ningún manual de instrucciones en concreto, las reglas se explican en ciertas cartas que se van viendo a medida que la partida avanza, aunque son un poco escuetas. La primera vez que abrís una copia de este juego os encontraréis con la siguiente carta a la vista:





    Tras seguir las instrucciones de la carta anterior y darle la vuelta tal y como os dice aparecerá la siguiente imagen:






        La carta acabada de mostrar os explica cómo se juega a Fantasma. De momento os tendríais que ceñir a estas reglas y a nada más. Desde este momento ya podéis empezar a jugar.

      Si os fijáis en la parte inferior de la carta de la imagen anterior hay un 1; este número indica que esta es la primera del mazo. Todas las cartas de este título tienen un número en su parte inferior que es utilizado para indicar el orden en el que deben ir en el mazo la primera vez que jugáis. Así, la carta inicial sería la mostrada antes, mientras que la última es la número 90, que indica el fin del mazo y es la de la foto siguiente:





   

       Las cartas que robaréis y jugaréis siguiendo las reglas de la carta número 1 mostrada anteriormente son como las que vais a ver a continuación:



 
       



       Con las reglas básicas ya introducidas en vuestra mente iréis robando y / o jugando cartas hasta que os aparezca en el mazo un reverso como este:






      A este texto tendréis que hacerle caso para conocer los detalles de esta carta de nueva regla, que es la que os muestro en esta imagen:
   









       Como podéis apreciar el juego no tiene ningún misterio. Llegados a este punto ya sabéis cómo se juega y cómo se gana. A medida que vayáis jugando partidas y robando cartas del mazo irán apareciendo más cartas de nuevas reglas, que son las siguientes:









        Las cartas de reglas especiales referidas en la carta número 25 mostrada anteriormente son como las que podéis apreciar en la imagen que veréis ahora. Son cartas que añaden reglas extra a la partida para darle un poco más de encanto y salseo al juego.







       En Fantasma también encontraréis unas cartas que al utilizarlas os harán aplicar una función en concreto y que no tienen ningún número en su centro, o sea, que no son ni cartas de reglas especiales, ni cartas de nuevas reglas ni cartas normales. Cuando las deseéis utilizar no tenéis más que seguir las instrucciones que ellas mismas indiquen, y punto.







     Cuando alguien robe la última carta del mazo, que es la número 90 (vista anteriormente), os encontraréis con las últimas reglas del juego; en este momento ya habréis visto todas las cartas que lo componen. Llegados a este punto, nosotros lo que hacemos es jugar de forma libre formando un único mazo de cartas boca abajo retirando las cartas de nuevas reglas, que son la 1, la 7, la 13, la 25, la 64 y la 90, ya que se da a entender que ya sabemos jugar y solo las necesitamos para consultarlas. El mazo de cartas estará desordenado, es decir, mezclado y barajado, porque al ya saber jugar no es necesario volver a comenzar teniendo las cartas ordenadas numéricamente.


       





* Conclusión

--> Número de partidas antes de esta reseña: no llevo la cuenta, pero son muchas.

--> Motivo de la compra: en nuestra asociación practicamos lo del amigo invisible. En el del año 2017 me tocó una copia de Love Letter, pero resultó ser que ya teníamos el juego en nuestra ludoteca. Decidí cambiarlo en mi tienda de juegos habitual, Ziggurat Jocs de Castelldefels, por una copia de este juego, Fantasma. Me decliné por él porque no teníamos ningún juego Fast Forward en nuestra ludoteca y porque el precio rondaba cerca de lo que cuesta el Love Letter (tuve que poner cinco euros de mi bolsillo, nada más). Quería saber en qué consistía un juego Fast Forward.

--> Calidad de los componentes: las cartas son del tamaño Dixit si mal no calculo, así que el material no es nada malo. Tienen un tacto suave y agradable y no parece que se desgasten mucho con el uso, aunque con el exceso, como todo, seguro que acabarán deteriorándose. Yo no las tengo enfundadas, por ejemplo, y tras el montón de partidas que lleva no están tan desgastadas como deberían. Las ilustraciones son correctas y como no la caja tiene ese toque "verdoso" que tanto caracteriza al autor. Lo que no logro entender es porqué el juego va de fantasmas, no veo el encaje con el tipo de juego que es ajajaja. Igual es porque jugando puedes ser un poco "fantasma" para trolear a los demás jugadores, porque otra explicación no le veo. ¿Sugerencias?


--> Nivel de estrategia: estáis ante un juego de cartas típico, por lo que la estrategia es bastante nula. Igual puede haber algún toque a la hora de decidir qué momento es el apropiado para robar una carta en vez de jugar alguna de vuestra mano, pero vamos, como es un juego de cartas esto es puro azar. Si sois los putos amos igual os podéis memorizar la cantidad de cada tipo que hay, cosa que ayudaría bastante durante la partida a deducir cuáles quedan por hacer acto de presencia, aunque no lo veo muy viable. Tened presente que es un juego para pasar un rato corto divertido y que se aprende sobre la marcha. Juegos por el estilo serían Zoop, Uno, ¡Toma 6!, Fuji Flush... En definitiva, es un filler que ofrece lo que debe ofrecer. Tiene cierto encanto el que haya cartas que aparte de ser un número ofrecen ciertas funciones y que se vayan añadiendo reglas nuevas al estilo Fluxx (sin ser tan caótico como este, por supuesto).


--> Opinión personal del título: creo que como todo filler es apto para las situaciones adecuadas, como por ejemplo, introducir a gente nueva en esta afición, jugarlo en la playa o en la montaña, y en este caso en concreto, mostrar qué es un Fast Forward. No me parece un título destacable pero tampoco aburrido, es para ir sacándolo de vez en cuando y no explotarlo. Reconozco que al principio iba mucho con el gusanillo de querer ver todas las cartas cuanto antes, siguiendo el orden de las mismas. Me picaba mucho la curiosidad. Una vez vistas todas, recomiendo su uso de vez en cuando y sin abusar, y si es en los momentos idóneos como los mencionados antes mejor.


--> ¿Recomendaría su compra?: si no tenéis muchos fillers sí, puesto que no deja de ser un juego típico de tirar cartas con numeritos. Si de fillers vais la caña de sobrados, yo personalmente no lo compraría a menos que os pique la curiosidad de qué es un Fast Forward como me pasó a mí. No, no estoy arrepentido de cambiarlo por aquel Love Letter, pero si se hubiera dado la situación de adquirirlo de forma normal apoquinando los quince euros que cuesta una copia me lo hubiera pensado, que de fillers vamos bastante sobrados.




Como Filler que es le doy una puntuación final de 6 sobre 10. 


martes, 26 de junio de 2018

Reseña de La cueva del Troll

      La cueva del Troll es un juego de mesa que podríamos catalogar como de mayorías. El objetivo es el de intentar controlar el mayor número posible de habitaciones por tal de saquearlas y obtener así las monedas que cada una otorga. El control de una habitación se consigue siendo el jugador que más héroes tenga en ella. Al final de la partida el vencedor es aquel que más monedas haya conseguido. 







En el tablero de juego podemos distinguir los siguientes elementos.

--> Línea de puntuación: se utiliza para ir indicando la cantidad de monedas que cada jugador dispone en todo momento de la partida. 

--> Escaleras: son aquellos espacios por los que los héroes entran a la mazmorra. 

--> Fosos: son aquellos espacios por los que los monstruos entran a la mazmorra

--> Habitaciones: todo aquel espacio que contiene una o varios monedas







      El juego dispone de dos modos de juego: el clásico y el alternativo. Los modos de juego influyen en las cartas que los jugadores deberán utilizar en la partida que se dispongan a jugar.

--> En el modo Clásico el mazo de cartas de cada jugador debe estar compuesto de:

- Aventurero = 9
- Encuentras un Artefacto = 1
- Cofre de tesoro = 1
- Saquea una habitación = 1
- Orco = 1
- Espectro = 1
- Caballero = 1
- Enano = 1
- Troll = 1
- Bárbaro = 1
- Ladrona = 1



--> En el modo Alternativo el mazo de cartas de cada jugador debe estar compuesto de:

Aventurero = 9
- Encuentras un Artefacto = 1
Cofre de tesoro = 1
- Saquea una habitación = 1
Bruto = 1
Alma en pena = 1
Paladín = 1
Matagigantes = 1
Troll desbocado = 1
- Bersérker = 1
Asesina = 1

























Las funciones de cada tipo de unidad también vienen explicadas en las Hojas de referencia.








        La copia de vuestro título tendrá cuatro sets de figuritas. Estas representan los diferentes tipos de unidades vistos anteriormente. Cada set también contiene un marcador de puntuación.







Aventureros

Ladrona / Asesina 

Enano / Matagigantes

Bruto / Orco

Alma en pena / Espectro

Bárbaro / Bersérker

Troll / Troll desbocado

Caballero / Paladín

Cofre del tesoro

Marcador de puntuación


     También encontraréis en este juego un pequeño mazo de cartas de artefacto, que no son más que objetos útiles que os servirán de ayuda para lograr el cometido del juego.

Reverso de las Cartas de Artefacto










* Preparar una partida

1- Desplegad el tablero de juego en el centro del área donde vayáis a jugar.

2- Formad un mazo con todas las cartas de artefacto y dejadlo cerca del tablero de juego.

3- Escoged un color: azul, rojo, amarillo o verde.

4- Situad delante de vosotros todas las figuras del color que hayáis escogido, a ser posible clasificadas por tipos (os liaréis menos).

5- Formad un mazo con las cartas de vuestro propio color, teniendo en cuenta el modo de juego al que vais a jugar: Clásico o Alternativo. Los mazos tendrían que estar compuestos de 19 cartas, independientemente del modo seleccionado.

6- Robad la primera carta de vuestro propio mazo; debe permanecer oculta al resto de jugadores.

7- Colocad vuestros marcadores de puntuación en el numero "0" de la línea de puntuación del tablero de juego.

Ejemplo de preparación de una partida de 4 jugadores.






* Cómo jugar

        La mecánica de este juego se basa en la distribución de puntos de acción. En cada uno de vuestros turnos tendréis cuatro puntos de acción que podréis distribuir entre: robar y jugar una carta, mover un personaje, usar una acción de personaje y jugar un artefacto. Estas acciones podréis combinarlas como queráis, es decir, que un jugador podría, por ejemplo, hacer la siguiente combinación: robar y jugar una carta, mover un personaje, mover un personaje y por último robar y jugar una carta de nuevo.

          ¡A tener en cuenta lo siguiente! El jugador que realice el primer turno de la partida solamente dispondrá de un punto de acción, quien haga el segundo turno tendrá dos puntos de acción, aquel que lleve a cabo el tercer turno tendrá a su disposición tres puntos y a partir del cuarto turno ya todos tendréis a vuestra disposición los cuatro puntos de acción que rigen la normal general del juego.

--> El término héroe se aplica a los aventureros, al caballero / paladín, al enano / matagigantes, a la ladrona / asesina y al bárbaro / bersérker.

-- El término monstruos se aplica al orco / bruto, al alma en pena / espectro y al troll desbocado.

--> El término personaje se aplica a todo lo mencionado anteriormente: héroes y monstruos. El troll y el cofre de tesoro se consideran eventos.






* Las acciones

 
* Robar y jugar una carta.

        Cuando gastéis uno de vuestros puntos de acción en llevar a cabo esta en concreto primero de todo tendréis que robar una carta de vuestro mazo personal. En ese momento dispondréis de dos cartas en vuestra mano, por lo que debéis jugar una de ellas, que puede ser la recién robada o la otra.  Si la carta jugada era un héroe debéis colocarlo en una de las escaleras del tablero de juego; si era un monstruo tendréis que situarlo en un foso; si era un evento (troll, cofre de tesoro, Encuentras un artefacto o Saquea una habitación) no tenéis más que seguir las instrucciones impresas.

        Tras haber aplicado la función de la carta descartadla poniéndola en vuestra propia pila de descarte (cada jugador tiene la suya). No obstante, si la carta recién utilizada contiene en su parte inferior uno o más iconos de reloj de arena debe colocarse en lo que se denomina Pila de saqueo, que no es más que otra pila de descarte, pero que es común para todos. Cuando en esta Pila de saqueo hay un mínimo de cinco iconos de reloj de arena se pasa a saquear todo el tablero de juego (ver más adelante) tras llevar a cabo la función de la carta recién utilizada.

Ejemplo de carta con icono de Reloj de arena

Esta pila de saqueo contiene un mínimo de cinco iconos de reloj de arena. Tras resolver los efectos de la carta recién utilizada se pasaría a llevar a cabo el saqueo de la mazmorra. 



   

* Mover un personaje.

       Un punto de acción gastado en Mover un personaje implica que podáis mover un monstruo o un héroe desde donde se encuentre hasta a una casilla adyacente. Si quisierais mover dos veces un mismo héroe dentro de un mismo turno, por ejemplo, tendríais que gastar dos puntos de acción.

* Detalles a tener en cuenta:

- Los Monstruos pueden moverse por cualquier tipo de casilla.

- Los Héroes pueden moverse por habitaciones y escaleras, pero nunca pueden entrar en fosos.

- Una escalera y un foso no tienen límite de espacio, mientras que en las habitaciones no pueden haber más de cinco personajes. El Cofre de tesoro no cuenta como personaje, ya que es un evento.

- Tened presente las habilidades de cada tipo de unidad, ya que hacen variar las reglas recién detalladas.





* Usar una acción de personaje.

       Algunos personajes tienen alguna habilidad que para activarla es necesario gastar uno de vuestros puntos de acción. Esas habilidades son aquellas que vienen indicadas con la palabra Acción en las propias cartas de héroe y de monstruo y, además, en las Hojas de referencia. Una vez activada no tenéis más que seguir las instrucciones que os indiquen.  

          Cuando una acción os indique retirar un tipo de unidad se refiere a que la figura vuelve a la reserva de su respectivo dueño, es decir, es eliminada de la partida.











* Jugar un artefacto. 

    Una de las cartas de vuestro propio mazo es la de Encuentras un artefacto, que os permite robar una carta de artefacto del montón pertinente. Pues bien, esta acción os permite utilizar el artefacto que os haya tocado siguiendo las instrucciones impresas en él; una vez usado es descartado.





* Un ejemplo de turno de juego

      El jugador realiza la acción de Robar y jugar una carta como primera acción de su turno. En su mano tiene un Aventurero (que acaba de robar) y un Espectro. Decide utilizar la carta del Aventurero, que sitúa en una de las escaleras del tablero de juego.








      A continuación decide utilizar dos veces la acción de Mover un personaje para desplazar el Aventurero que acaba de jugar. Esto le gasta dos puntos de acción; solo le queda uno. 








       Su último punto de acción lo gasta en Robar y jugar una carta de nuevo. Le toca otro Aventurero, por lo que en su mano tiene a este y al Espectro que no utilizó anteriormente. Decide utilizar el Aventurero recién robado, el cual coloca en otra escalera del tablero de juego.








* El saqueo de la mazmorra

       En el momento en el que en la pila de saqueo haya un mínimo de cinco iconos de reloj de arena se pasa a saquear todo el tablero de juego, eso sí, después de que el jugador activo haya acabado de llevar a cabo su actual acción.

         Se saquean aquellas habitaciones en las que haya como mínimo un héroe. Se comprueba quién tiene el control en cada una de las habitaciones que se vayan a saquear. Una sala es controlada por aquel jugador que más héroes tenga en ella. Los monstruos se ignoran a la hora del saqueo. Una vez determinado quién domina una sala el jugador pertinente recibe tantos puntos como monedas haya dibujadas en ella. Si en alguna habitación hay empate en número de héroes ninguno de los empatados recibe nada. Tened en cuenta las habilidades de los diferentes tipos de unidad, ya que hay varias que modifican lo que acabo de explicaros, como la del Enano y la del Bárbaro.

        Tras finalizar el saqueo de la mazmorra se vacía la pila de saqueo, devolviendo cada una de las cartas a las pilas de descarte de sus respectivos propietarios.








* Fin de la partida

       Cuando un jugador termine la acción que esté llevando a cabo y no le queden cartas en su propio mazo provocará el fin de la partida. Este jugador recibe tres puntos. Después, aquellos que hayáis conseguido un artefacto podéis obtener la cantidad de puntos que os indique su carta siempre y cuando no lo hayáis utilizado. Por último, se pasa a hacer un último saqueo de todo el tablero de juego. Gana el jugador que más puntos haya conseguido.




* Conclusión

--> Número de partidas antes de esta reseña:  unas tres con el modo clásico y una con el modo alternativo.

--> Motivo de la compra: me llamó la atención por su estética y temática realmente. Ni lo conocía ni había leído nada sobre él. Es un juego que he comprado a ciegas. La primera partida me dejó un poco de mal sabor de boca, me dio la sensación de que es realmente fácil controlar cada una de las habitaciones del tablero de juego. No obstante, utilizando las habilidades de puteo que tienen unidades como la Asesina y el Bruto es cuando realmente se disfruta. Pienso que es un título al que hay que jugar a joder a los demás y no ir totalmente a tu bola, ya que sino se hace aburrido.

--> Calidad de los componentes: la verdad es que lo veo todo correcto, salvo que las miniaturas son de plástico blando, pero por 35 euros que vale una copia de este título creo que la calidad y el nivel de detalle en ellas son más que suficientes. No le veo ninguna pega gorda.

--> Nivel de estrategia: en mi opinión no es un juego que te haga pensar mucho. Lo más lógico y coherente es ir de cabeza a aquellas habitaciones que más puntos otorgan y tener el control de ellas. Esto incluso con cuatro jugadores es fácil de hacer. Aún y así el momento en el que os aparezcan las cartas para poder poner en juego las unidades deseadas influye bastante en el desarrollo de la partida. Por poner un ejemplo, no es lo mismo que a un jugador le toque comenzar con aventureros que a otro que ha tenido la gran suerte de empezar con una ladrona o con la asesina, pudiendo teletransportarse a cualquier punto del tablero o matando a cualquier héroe como si tal cosa, respectivamente. En una de las partidas que yo realicé comencé con un Cofre de tesoro en la mano, y encima era el primer jugador en actuar. Al Robar y jugar una carta me tocó la de Saquea una habitación. Ya os podéis imaginar el beneficio que se llevaron el resto de jugadores al poner mi cofre del tesoro en una habitación durante el primer turno de la partida; se trató de un mar de ostias por dominar esa codiciada sala. En definitiva, tratar de controlar las habitaciones pero sin perder de vista al resto de jugadores, putéandoles lo más que podáis.

--> Opinión general del título: a mí personalmente me parece un juego de ver mesa de vez en cuando. Cumple perfectamente con lo que pretende ofrecer, una mecánica basada en mayorías muy sencilla con una temática fantástica, que es lo que más llama la atención de él. Como primera opción para meterse en un juego de este estilo de mecánica va de lujo, ya que se aprende a jugar enseguida. No es ni malo ni una pasada, es un título normal y corriente idóneo para pasar el rato, sin nada "destacable" respecto a otros de la misma índole.

--> ¿Recomendaría su compra?:  si lo que buscáis es un juego de mayorías simple y sin muchos quebraderos de cabeza, sí. Si deseáis un título con más "chicha" y que os haga pensar más podríais decantaros por Mexica, por poner un ejemplo.





Le doy una puntuación final de 6 sobre 10.