Las 10 fotografías más visitadas del 2017 en Instagram

    El 2017 fue el año en el que El Dado Dorado tuvo más actividad, colaborando en multitud de eventos en Barcelona y en algunas ciudades metropolitanas. Por si fuera poco, semanalmente hacíamos eventos en nuestro espacio habitual de juego, El Gurú Friki. Un gran año de mucho esfuerzo y satisfacción. Vino acompañado, a su vez, de la creación de nuestra cuenta de Instagram, que nuestra vicepresidenta, Amanda Rodríguez Torondel, se encargó de gestionar la mar de bien durante todo el año. 

   En esta entrada queremos compartir con vosotros las diez fotografías tomadas durante el 2017 que más visitas tuvieron en nuestro Instagram




1- La excursión a Olesa de Bonesvalls.

         Dentro de nuestras ideas lúdicas está en mente hacer excursiones a pueblos varios de Cataluña y realizar una fotografía en cada uno de ellos, especialmente en sitios que creemos que son "emblemáticos" o bien que ofrecen un bonito panorama. Pues bien, Olesa de Bonesvalls fue nuestro segundo pueblo visitado. Su fotografía ha sido una de las más vistas de nuestro Instagram. ¿Es por Onirim o por la belleza en general del pueblo?







2- La cosa va de gatos.

      Dentro de nuestro círculo de amigos a algunos les gusta la idea de celebrar el tió. Sí, más de uno de vosotros sabréis de qué va la cosa. Consiste en pegarle palazos a un tronco cantando una canción, de tal forma que el trozo de árbol empieza, literalmente, a cagar regalos. Mira por donde, tuvo la decencia de soltar un ñordo de forma cuadrada y con un gato dibujado en él. Es un ñordo que está en la lista de próximas reseñas. La fotografía recibió un like por parte de la propia creadora del título, Aza Chen.







3-La cosa va también de tortugas.

      Esta foto realmente no tiene nada de especial, pero como todos sabemos ya, Carrera de Tortugas es de esos juegos que ocupan un buen lugar en nuestros corazones. Un juego infantil que engancha tanto a adultos como a niños, con un toque realmente malicioso de puteo y faroleo. Un pequeño pero gran juego.







4. Demogorgon is coming. Should I stay or should I go now?

       Una de nuestras últimas adquisiciones fue el tocho juego Fireteam Zero. Fue un gran regalo de cumpleaños. Me llamó mucho la atención que una de sus figuras tuviera cierto parecido al Demogorgon de Stranger Things, al menos en los que respecta al rostro de la criatura. Hicimos la coña de poner la figura de este monstruo junto a las torres del nuevo juego de mesa de Devir denominado Torres, en medio de una partida que llevaban a cabo unos conocidos que acuden a todos nuestros eventos de Barcelona ciudad. La fotografía tomada entonces tuvo las suficientes visitas para aparecer en esta entrada.








5. Entre Amatents en el día de los muertos.

       Una de las asociaciones que más fuerza tienen en la comarca del Baix Llobregat de la provincia de Barcelona es el Club Amatent, cuya sede podéis encontrar en Sant Vicenç dels Horts. Llevan ya unos cuantos años que organizan cara al 31 de Octubre una jornada de juegos de mesa con torneos varios y rol que dura unas 12 horas si mal no recuerdo. La actividad se extiende desde las 20h (creo recordar) hasta las 8 am del día siguiente (1 de Noviembre). Tuvimos la idea de acudir por una vez a aquel evento con la intención de probar juegos de mesa varios. La foto en la que salimos jugando al Imhotep fue la más visitada de todas las que fueron tomadas aquella noche.








6. Un Patchwork goloso.

       Patchwork es de esos juegos que por su estética no llaman mucho la atención. La realidad es que se trata de un gran juego, siempre y cuando os gusten los de darle un poco a la cabeza y de gestionar un poco ciertos "recursos", como es el tiempo y los botones en este caso. Un juego para dos jugadores idóneo. La estupidez de poner chucherías, que más concretamente fueron moras, sobre los parches pequeños que se ponen en el tablero central del juego, causó que esta fuera la foto más vista de todo nuestro Instagram durante unos cuantos meses. ¿Es realmente incitante jugar a Patchwork poniendo chucherías de esta forma? A nosotros nos funcionó...







7. El meme de la vaca.

      También hemos tenido nuestra época de hacer memes. Nuestra asociación empezó por hacerlos utilizando a Carcassonne como conejillo de indias. Todos lo sabemos, no es un mal juego, a nosotros nos gusta, pero nos irrita su sobrevaloración. Pasa esto con muchos otros títulos, pero no vienen a cuento mencionarlos ahora. El meme que veréis a continuación fue de los más vistos de todos los que hemos creado nosotros mismos.







8. Cuando uno se va de compras.

     No sabemos porqué, pero al parecer a la gente le hizo especial gracia que nos compráramos una copia de Magic Maze y otra de Las Leyendas de Andor: El escudo de las estrellas. Fueron adquiridos en la tienda Ziggurat Jocs de Castelldefels (Barcelona). El primero de ellos lo compramos porque nos gustó mucho su mecánica poco común cuando tuvimos la oportunidad de probarlo en la jornada de juegos que se llevó a cabo en Llinars del Vallés en Septiembre del 2017. El segundo, su motivo no fue otro que nos estábamos acabando el Leyendas de Andor básico y necesitábamos continuar la historia.







9. No sé qué tengo yo para ser tan visitado en la red.

     Cuando empezamos a llevar a cabo nuestra misión de visitar pueblos y jugar a juegos en ellos, el primero en caer fue Torrelles de Llobregat. Desde Viladecans fuimos en coche hasta Sant Climent de Llobregat. Desde este punto fuimos a Torrelles andando a través de un camino de montaña de unos cinco o seis kilómetros aproximadamente. No es una ruta difícil para nada, es bastante llevadera, aunque con nada destacable durante todo el camino. Al llegar al pueblo buscamos un parque donde asentarnos para empezar a comer. Después de llenar los estómagos, nos dispusimos a jugar al Star Realms.







10. La belleza del pueblo de Mura.

       Una de las mejores fotografías que hay en nuestro Instagram es sin duda la que hicimos en el pueblo de Mura jugando al Carcassonne. Mura es un pueblo con cierto aire medieval que se encuentra perdido por las montañas, dentro de la comarca del Bages. Nuestra idea aquel día era ver el pueblo de arriba abajo, probar la gastronomía de allí, hacer una pequeña ruta y, como no, jugar al juego que tocó y que encajaba un poco con el ambiente, como fue el Carcasonne. Es un lugar que merece la pena visitar, aunque eso sí, el acceso es bastante incómodo; hay muchas curvas, ya que la ruta para los coches es una carretera un poco cutre sobre un desfiladero. Hay que circular con cautela y no fiarse mucho de los guardarraíles.