miércoles, 30 de enero de 2019

Videoreseña de El cuco Kiko estrena nido.

¡Buenas a todos, seguidores de Khyndrak

      Hoy os traigo la reseña de El cuco Kiko estrena nido, un título de Haba que, como no, está dedicado a los más pequeños de nuestros hogares. No obstante, en esta ocasión no os voy a dar la chapa por escrito, sino que os voy a explicar el juego a través del vídeo que encontraréis tras esta presentación.




Tiempo medio de juego:
10-15’
Número de jugadores:
2-5
Edad:
4+
Editorial:
HABA
Dificultad en dominarlo:
Baja
Tipo de juego:
Destreza manual, infantil



      Hice la videoreseña de El cuco Kiko estrena nido en el Casal de la Montserratina de la localidad en la que resido, Viladecans (Barcelona), pero digamos que no acabé, finalmente, contento con los resultados que obtuve. Llegué a la conclusión de que la mejor manera de hacer un vídeo es siendo lo más natural posible, es decir, ser yo mismo. En otras palabras, lo que se me da realmente bien es explicar los juegos cuando tengo a la gente delante de mí, no hablándole a una cámara. 

        Doctor Frikistein es un proyecto llevado a cabo por David Santas, creador del juego de mesa TheChef King, con el que pretende aportar humor a esta sociedad. Uno de sus objetivos es el de hacer debates relacionados con los juegos de mesa, lo que viene siendo exponer temas sobre los que hablar y sacar conclusiones según los argumentos aportados. Para estos debates necesita a una persona que entienda un mínimo del tema y que esté dispuesta a participar. Me ofrecí voluntario para ayudarle por tal de que pudiese llevar a cabo su misión. Así mismo, él decidió apoyarme a mí en mis videoreseñas. Por lo tanto, el vídeo de El cuco Kiko estrena nido es el primer trabajo realizado en conjunto. 

         La idea de estos vídeos realizados entre los dos es que yo tenga facilidad para explicar un juego lo más natural posible al tener a una persona delante. Por otro lado, David dispone de un espacio adecuado para ello, mucho mejor que el Casal de la Montserratina, donde hice el vídeo de Tiny Park. Él hace de oyente y además va haciendo preguntas sobre la marcha de la videoreseña, lo cual facilita bastante mi explicación sobre el título, por no decir, de paso, que es una persona más que juega durante la creación del vídeo, evitando así que yo tenga que hacer el papel de dos jugadores.

¡Aquí tenéis el resultado!




   



* Conclusión


- Número de partidas antes de esta reseña: para seros sincero no sé cuántas partidas he jugado a este título, pero las suficientes como para tener mi conclusión clara y concisa. Contad que lo he testeado lo suficiente tanto con niños como con adultos.



- Motivo de la compra: este título nos lo donó Haba para tener más material orientado a niños en nuestra asociación. Me llamó la atención su peculiar diseño y su preciosa estética, así que cuando me dijeron que pidiera los juegos que quisiera este fue uno de ellos. En los eventos infantiles ve bastante mesa ^_^.


- Calidad de los componentes: es excelente. La propia caja ya llama la atención de cualquier usuario al ser cilíndrica y metálica; no es un diseño muy utilizado, que se diga. Los huevos parecen tan reales que incluso ruedan en superficies lisas, así que ojo donde jugáis, que igual más de uno acaba "cascándose" al estrellarse contra el suelo. Los palitos de madera también están creados con mimo, pero mucho cuidado porque son bastante endebles si se doblan y tened por seguro que se rompen con facilidad.


- Nivel de estrategia: aquí de lo que se trata es de quedarse sin huevos cuanto antes para poder poner a Kiko en el nido sin que este se derrumbe. Esto se consigue sacando palitos del cilindro y poniéndolos en él de forma horizontal, como ya habéis visto en el vídeo, creando así una base sobre la que poner los huevos sin que éstos se caigan. Más que estrategia, El cuco Kiko estrena nido ofrece la necesidad de tener una gran habilidad manual y mucha paciencia. Algo que yo no tengo, por cierto... Lo suyo es poner los palitos en el nido de tal forma que los turnos venideros del resto de jugadores presenten cierta dificultad. Recuerdo que para poder poner un huevo en el nido es necesario colocar los palitos sin que caiga ningún otro de los que ya han sido puestos previamente, además de que tampoco debe caer ningún huevo ni al fondo del cilindro ni a la superficie de juego sobre la que estéis jugando. Así pues, poner en vuestro turno los palitos de tal forma que presenten trabas para el resto de jugadores es lo ideal para fastidiarles un poco, siempre y cuando no os perjudiquéis vosotros mismos. También es útil poner los huevos dentro del cilindro, pero sin que lleguen a tocar el fondo del mismo, que es cuando se considera penalización. Cuando le toque al próximo jugador en actuar es probable que al sacar un palito del cilindro alguno de los huevos del interior de este acaben tocando el fondo, por lo que la penalización la recibiría el jugador que provocó que dicho huevo tocase el fondo. Aunque esto que os estoy explicando es probable que un niño no lo tenga en cuenta, un adulto, por supuesto, mirará de jugar con un poco de malicia si le es posible. 





- Opinión personal:  a mí me parece un juego precioso por su estética y que es entretenido para aquellos amantes de los juegos de habilidad y destreza manual. No es difícil de aprender, pero sí es cierto que presenta una cantidad de ambigüedades bastante alarmantes, detalles que el manual de instrucciones no aclara por ningún lado. Al final seréis vosotros mismos los que deduzcáis qué hacer con esas reglas poco concisas. Por poner un ejemplo, el manual os indica que tenéis tres intentos para extraer un palito que tenga el mismo color tanto en la parte superior como en la inferior. Hasta aquí bien pero, ¿qué pasa si extraéis el palo en el primer intento? ¿Seguiríais extrayendo más palitos hasta haber sacado tres o pondrías en el cilindro el que habéis sacado y ya está? Mi lógica dice que colocaríais solamente ese palo y tendríais derecho a poner un huevo siempre y cuando no provoquéis una penalización. Si obtuvierais un palito con el mismo color tanto arriba como abajo en el segundo intento deberíais poner los dos palos que hayáis extraído, teniendo derecho también a poner un huevo si no provocáis catástrofes. La idea del juego está bien y merece la pena, lo que el manual es poco conciso. Si con el vídeo no os he sacado de dudas no os cortéis y bombardeadme a preguntas en los comentarios de esta entrada. Yo creo que a este juego al final cada uno acaba jugando como bien puede.






- ¿Recomendaría su compra?:  yo recomendaría su compra sin lugar a dudas. El problema radica cuando se tienen juegos parecidos a este, como Animal sobre animal. Cuando digo "parecidos" me refiero a su tipo de juego, que ambos son de destreza manual. Si tuviéramos en cuenta la habilidad necesaria para poder jugar correctamente a los dos, para mi gusto El Cuco Kiko es algo más complejo que Animal sobre animal. Mientras que en el primero es necesario extraer palos, colocarlos en el cilindro para hacer base y poner un huevo sin que este se caiga, en el segundo los niños se limitarán a lanzar un dado y colocar los animales unos encima de los otros, haciendo una pirámide. Por lo tanto, yo tendría en cuenta la habilidad manual que tenga un crío a la hora de adquirir uno o el otro. Ambos son buenos por igual, aunque estéticamente, para mí, gana El Cuco Kiko estrena nido.