miércoles, 25 de diciembre de 2013

Apostando con pepinos ("5 pepinos")

El pepino (cucumis sativus) es una planta herbácea anual de la familia de las cucurbitáceas. Sí, os puede dar igual la explicación. Aún y así, introduciré el juego a mí manera, que para eso soy yo quien hace las reseñas (^_^).

Todos conocemos el fruto, el cual es muy utilizado en cocina y que encontramos en las hamburguesas del Mc Donald's. No obstante, no se utiliza únicamente en cocina, sino que al parecer tiene otros usos, como en la estética, sector en el que, gracias a su alta capacidad de vitamina B y C, es usado para mascarillas e hidratantes. En medicina tampoco se queda corto, teniendo un buen abanico de aportaciones. La forma característica del fruto es oblonga y en ocasiones cilíndrica.

La planta es originaria del sudeste de Asia. Una de las características más importantes es que en un mismo individuo hay tanto flores masculinas como femeninas.

Yo soy poco de verdura y rara vez como el pepino, aunque confieso que un poco sí que me gusta. Eso sí, al cabo de los 2 trozos ya me ha hartado, rechazando lo que quede de él. Éste simpático fruto se nos presenta también en el mundo de los juegos de mesa como un pequeño juego de bazas, así que...


¡...deja el dinero de lado y apuesta con pepinos!



"5 pepinos" es un juego de pequeñas apuestas en el que el objetivo para perder y ser eliminado es conseguir 5 pepinos, así que aquel de vosotros que no los obtenga será ganador. Los pepinos los recibe aquel jugador que en la última baza de cada ronda (hay tantas rondas como necesarias para que los jugadores vayan eliminándose y quede solamente uno) haya jugado la carta más alta. Por lo tanto, en este juego las cartas más bajas son las buenas. No obstante, cuando un jugador juega una carta, el siguiente debe jugar una del mismo número o superior. Sino tuviera, debería jugar su carta más baja de la mano, obligándole así a deshacerse de las potentes.

Como veis, es un juego que a simple vista es sencillo y es que realmente lo es. Pueden jugar de 2 a 6 jugadores, siendo lo mejor con la mayoría posible, como en todo juego de apuestas.


¡¡Vídeo - demostrativo pulsando aquí!!


*Preparando el plato. 

Formaréis un mazo con las 60 cartas que contiene el juego. Cada uno recibe siete. Los pepinos se dejan en el centro de la zona de juego.






*¿Quien se llevará los pepinos?

Comienza el jugador más joven. Éste debe jugar una carta cualquiera por ser el primero. A raíz de aquí, y siguiendo el sentido horario, tenéis dos opciones:

-->Jugar, si se quiere, una carta del mismo número o superior que la carta más alta que haya en juego en ese momento.

-->En caso de no cumplir el punto anterior, tener que jugar por obligación la más baja.

Siempre, si se desea, hay que jugar una carta igual o superior que la más alta que ya haya en juego.


Por ejemplo, si un primer jugador juega un 13 y el siguiente no puede o no quiere cumplir el primer punto, deberá jugar su carta más baja. No obstante, el tercero, si quiere, puede jugar una carta igual o superior que la más alta que haya en juego en ese momento, es decir, el "13" en este caso.


Tras jugar todos una primera carta, retiraréis todas las jugadas y aquel de vosotros que haya jugado la más alta será quien comience la siguiente apuesta, es decir, a jugar la segunda carta.

Una vez todos tengáis solamente una carta en la mano se procede a realizar la apuesta importante. Aquel de vosotros que en esta última apuesta lance la carta más alta perderá y recibirá tantos pepinos como indique la carta más alta.

En la última apuesta de una ronda, la carta más alta utilizada ha sido ésta. El jugador que la jugó deberá recibir 3 pepinos.
En la última apuesta de una ronda, la carta más alta utilizada ha sido ésta. El jugador que la jugó deberá recibir 4 pepinos


Una vez acabada una ronda se mezclan todas las cartas, se barajan y comienza una nueva repartiendo 7 cartas a cada jugador.

Si en la última apuesta de una ronda un jugador juega una carta "2X" el perdedor recibirá el doble de pepinos correspondiente a la carta más elevada jugada.




*El fin de la pepinería...

El ganador de la partida será aquel que no haya sido eliminado al conseguir 5 pepinos. Por lo tanto, el juego transcurre por eliminación de jugadores.



*Conclusión. 

"5 pepinos" se nos presentará como un "filler" actualizado de la versión original denominada "Agurk", famosa en Dinamarca.

 Como ya habréis observado, tendréis que, en la última baza de cada ronda, evitar ser el ganador, ya que es así como se evade uno de conseguir pepinos y, por lo tanto, ser eliminados. Para ello se trata de encontrar una pequeña estrategia basada en faroleos. Si lanzáis inicialmente cartas bajas, aparte de perder las que os ayudarán a sobrevivir en la última apuesta permitiréis que el siguiente jugador tenga un buen surtido de cartas para poder lanzar. Si jugáis cartas altas nada más empezar la ronda sería lo ideal ya que así os quitaréis las peligrosas e incitaréis, por obligación, a que el siguiente jugador lance una de igual número o superior y, en caso de no tener, descartarse de la más baja. Pero claro, no todo es color de rosa. Si en una baza sois los últimos en jugar carta, tener las más altas os ayudará a evitar perder las más bajas, ya que al ser los últimos es muy probable que durante toda la baza el resto de jugadores hayan ido jugando cartas altas para intentar no perder las más bajas, recibiendo la situación crítica el último jugador. No obstante, recordad que el jugador que gane la última baza es el perdedor de la ronda, por lo que en este caso las más bajas son las ideales.


-->¿Suerte?: en las cartas que os toquen.

-->¿Estrategia?: es la gracia del juego. Intentar en la última baza no tener una carta demasiado alta, ya que de lo contrario perderéis la ronda. Parece fácil, pero no lo es tanto una vez se comienza a jugar y a ver cómo funciona realmente el juego.

-->¿Dificultad?: nula. He visto niños jugándolo cuando lo probé en el festival de juegos DAU de Barcelona 2013.

-->¿Relación calidad.-precio?: precio base para el clásico juego de cartas: 9,95 euros. Nada del otro mundo. Quizás se podría considerar barato incluso por la inclusión de los pepinos. He visto juegos con menos material al mismo precio.

-->¿Rejugabilidad?: la justa para ir sacándolo de vez en cuando sin explotarlo. Son de los clásicos juegos que como caben en cualquier sitio son ideales para viajes o quedadas en la calle entre amigos. Si jugáis durante 2 horas seguidas, lo quemaréis sin duda alguna.

-->¿Duración?: 20 minutos aproximadamente. Cumple las expectativas de buen filler.



*¡Apostad al poker con pepinos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario