domingo, 22 de diciembre de 2013

Una escalera fantasmagórica ("La escalera encantada")

Entendemos por fantasma como un muerto que se manifiesta en nuestro mundo, pero en su forma espiritual. Son almas en pena, que por algún motivo u otro no han alcanzado el descanso eterno tras morir, ya que algo les ancla a continuar apareciendo en el mundo real. Hay gente que cree en ellos y una minoría de éstos dicen haber llegado a ver alguno, mientras que otros se lo toman como cuentos de hadas. Independientemente de que existan o no, la sola presencia de uno de ellos helaría la carne a cualquiera. Un  factor como la bajada repentina de la temperatura del ambiente es un indicio de que pueda haber uno. Otra manera es a base de fotografiar un escenario, en cuyas fotos aparecerían "imágenes" que en realidad allí no estaban. No obstante, ¿es cierto todo ésto? A nivel personal, es un mundo que me fascina y me atrae. ¿Porque siempre se vinculan a lugares terroríficos, como cementerios, iglesias abandonadas, manicomios...? ¿Es el ambiente del lugar lo que los atrae, o sencillamente es la historia o el pasado? 

Ahora imaginaros que después de una loca noche de juerga vais a entrar en vuestra portería dispuestos a ir a vuestras casas y que vivís en un ático. Os aparece un fantasma de sopetón. ¿ No subiríais rápido las escaleras huyendo de él? Yo por lo menos...


*...¡con la "Escalera encantada" subiría bien rápido!



"La escalera encantada", si bien es un juego orientado al público infantil, los adultos se lo pueden pasar igualmente genial con él. Cada uno de vosotros escogeréis un peón de un color y tenéis que intentar hacer que llegue antes que el resto al final de la escalera. Pero durante el ascenso habrán fantasmas que taparán vuestros peones, por lo que tendréis que hacer memoria y, a la hora de mover, elegir el peón que realmente os corresponde, ya que permanecerán ocultos. Por otro lado, también tienen los jugadores la opción de intercambiar los colores de sus peones. Por ejemplo, si yo soy el amarillo al comenzar la partida, puede que después me interese ser el rojo, porque va en primera posición. Claro está, si el rojo está tapado por un fantasma, ¿es realmente él? 

En conclusión, un sencillo juego de memoria para 2, 3 y 4 jugadores, tanto niños como adultos. 



*Preparando el ascenso para 4 jugadores. 

Desplegáis el tablero en el centro de la zona de juego, colocáis los peones en la casilla de salida, dejad cerca los fantasmas y tened apunto el dado

Todos los peones se colocan en esta casilla. 





Por último debéis escoger un disco de madera, el cual determinará qué color tenéis que hacer que llegue primero para que ganéis la partida. No obstante, os digo que los discos cambiarán de manos, por lo que seréis propietarios de diferentes colores a medida que la partida avance. 




*Subiendo escalones. 

Empieza el jugador más joven. En cada turno lo único que se debe hacer es lanzar el dado. Pueden aparecer dos resultados: 

-->Números (puntos): haréis avanzar vuestro peón o un fantasma cualquiera hacia adelante tantas casillas como indique el dado. No vale moverse hacia atrás ni tampoco coger un fantasma y mirar por debajo para saber qué color es el peón que tapa.



-->Fantasma: tendréis que coger una de las 4 figuras de fantasma y tapar con ella un peón, sea el vuestro o no. Una vez tapado, este peón no podrá desvelarse hasta el final de la partida. Notaréis que peón y fantasma se enganchan por un imán.

Cuando todos los peones están tapados por fantasmas, si vuelve a salir el resultado del "fantasma" en el dado el jugador activo podrá intercambiar las posiciones de dos fantasmas del tablero. También es posible, como regla avanzada, intercambiar los discos de colores entre dos jugadores, es decir, por ejemplo, que si yo soy el "color azul" e intercambio mi disco con el jugador que tiene el color verde, yo seré ahora éste color, por lo tanto, me interesará que sea el ganador el verde.

Estos dos fantasmas, ¿qué colores son?


*El fin del ascenso. 

Una vez un jugador llega al final de la escalera se proclamará campeón. Sin embargo, si llega un fantasma se desvelará inmediatamente su identidad y el jugador correspondiente será el ganador.



*Para dos y tres jugadores...

Para dos jugadores, sencillamente los dos peones restantes, los que no se utilicen, se reemplazan inmediatamente por dos fantasmas que comenzarán, ya, en la casilla de salida. Éstos podrán ser utilizados para hacer los cambios de posiciones y de discos de colores cuando todos los peones hayan sido cubiertos por fantasmas. Si a la meta llega un fantasma neutral, sencillamente la partida continuará hasta que un jugador real gane.

Con 3 jugadores la mecánica es idéntica, pero sólo el peón sobrante se convertirá en fantasma al comenzar la partida.

Foto realizada en el momento del lanzamiento del dado...


*Conclusión. 

Tras el testeo realizado en el festival de juegos Dau de Barcelona 2013 puedo opinar que como juego de memoria es muy original y atractiva su idea. Se os presentará en un comienzo como un tira dados con la única base de mover el peón que cada uno maneja. A medida que la partida avanza y los peones son convertidos en fantasmas tendréis que ir haciendo memoria de cual fantasma es el que os corresponde. El juego puede recordar al clásico juego de los trileros en el momento en el que los discos de colores cambian de dueños y las posiciones de los fantasmas varían . En todo momento tendréis que estar muy concentrados y no perder de vista el vuestro si de verdad queréis ganar.


-->¿Suerte?: no le veo ningún tipo de factor suerte. Aunque tenga tiradas de dados y los resultados os salgan desastrosos, recordad que os pueden hacer mover vuestros peones por equivocación...

-->¿Estrategia?: ninguna. Es un juego de memoria puro y duro.

-->¿Duración?: Para 15 minutos como mucho. Suficiente para realizar varias partidas en un buen rato. Cosa positiva, porque en todas se tratará de estar muy concentrados y tener nuestro fantasma detectado a toda costa. Poco pesado puede hacerse si se juega con esta idea.

-->¿Relación calidad-precio?:  si bien puede ser un poco caro a simple vista, yo personalmente lo veo una buena aportación. El material es más que aceptable, y el tener imanes es lo que lo encarece un poco. Aún así, como juego para desarrollar las mentes de los niños es ideal.

-->¿Dificultad?: ninguna. Con el acompañamiento de los adultos aprenden seguro. Quizás la regla avanzada de cambiar los discos de colores de propietarios puede serles algo grande. Es cuestión de introducírsela una vez dominen las reglas básicas.

-->¿Rejugabilidad?: A pesar de ser de mecánicas simples y de que todas las partidas son iguales, pienso que es un juego ideal para jugarlo con la idea de pensar y utilizar el coco, desarrollando así la mente de los jugadores infantiles. Por esta razón, pienso que es bastante rejugable si se utiliza a  modo de "ejercicio diario".



*¿Te atreves a subir "La escalera encantada" ahora?

2 comentarios:

  1. Hola, soy Manuel de Cordoba.Solo quiero decir que me ha encantado la reseña.Me he tirado todos estos dias buscando reseñas de este juego para regalarselo a mi hijo de cuatro años y no he encontrado una tan completa y bien realizada como esta.Me compro el juego seguro.Muchas gracias y un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias a ti por comentar la reseña. Me alegra ver que las explicaciones mías ayudan al resto a elegir juegos ^_^.
      Recibe un cordial saludo y feliz año nuevo de parte de todo "El dado Dorado".

      Eliminar