lunes, 30 de diciembre de 2013

Formando palabras con cartas ("Scrabble Dash")

Las palabras (sí, justamente lo que estoy escribiendo ahora mismo y estáis leyendo) es con lo que nos comunicamos. De las palabras nacen las frases cuando están unidas, formando un significado único, o ambiguo en muchos casos. Pero, ¿que hay por debajo de las palabras? Letras. El conjunto de ellas forman cada una de las cosas que nos salen por nuestra boca cuando hablamos. Y hay montones de tipos de palabras: sustantivos propios y comunes, adjetivos, adverbios, verbos, conjunciones...

Una de las mayores virtudes que tienen las palabras es el "tono", o dicho de otra manera, la forma de decir las cosas. Las frases pueden sonar de manera vulgar, atrevidas, graciosas, bordes, arrogantes, estúpidas, impregnadas de sentimientos, irónicas, sarcásticas... Las personas que son cultas suelen tener un buen surtido de palabras y saben cómo y cuando utilizarlas. Luego tenemos las denominadas "insultos" cuyos significados son nulos y los utilizamos a modo de autodefensa cuando ya no hay argumentos en los que basar nuestros pensamientos (o eso tengo yo entendido...).

Por lo tanto, aprender vocabulario nuevo es un buen ejercicio sobretodo si se hace jugando, por lo que...


¡...con Scrabble Dash no os lo penséis demasiado!




Éste es otro de esos juegos que pruebo por curiosidad cuando asisto a algunos eventos especiales. Todos conocéis el clásico "Scrabble" de tablero. Éste que presento es lo mismo pero en formato cartas y para viajar. Un filler como otro cualquiera que hará las delicias de los amantes a éste tipo de juegos. Al menos, asegurará algunas risitas creando palabras absurdas y tontas entre los adultos...



*Preparando el diccionario. 

Hay tres tipos de cartas: vocales, consonantes y las cartas Dash. Todas las separaremos en tres mazos por los tipos mencionados y colocándolos boca abajo.

Mazo rojo (inferior): cartas Dash.
Mazo verde (central): cartas de consonante.
Mazo azul (superior): cartas de vocal. 


Cada uno recibiréis 7 cartas: 4 consonantes y 3 vocales.






*¡A formar palabras!

Uno de vosotros le dará la vuelta a la primera carta Dash (reverso rojo). Ella indicará qué tipo de palabra deberéis formar. 




-Las hay que sencillamente os pedirán formar una palabra que sea un verbo o un nombre propio. 

-Otras os mandarán formar una palabra que contenga tres, cuatro, cinco... letras cualquiera. 

-Si aparece una "Acaba con..." tendréis que robar una carta de vocal y formar una palabra de tantas letras como indique la propia carta (contando con la de vocal que acabaréis de robar) y acabando en dicha vocal.

-Si aparece una "Tiene una..." robaréis cualquiera carta (consonante o vocal) y formaréis una palabra que contenga la cantidad de letras indicada por la propia carta conteniendo y contando la que acabáis de robar.

-Entre más ejemplos...


Entonces, cuando cogéis una carta Dash jugáis todos simultáneamente, intentando cumplir los requisitos lo más rápido posible. El primero en formar una palabra baja todas las cartas delante suya y las ordena para formarla. Si todos estáis de acuerdo en que la palabra es válida y cumple las expectativas o requisitos de la carta Dash recibirá ésta como recompensa. Así mismo, descartará las cartas de letra utilizadas y robará de los mazos que elija hasta tener 7 cartas en la mano de nuevo.







*Fin de la clase. 

La partida termina tan pronto como algún jugador consiga la quinta carta Dash, es decir, sea el primero en formar cinco palabras más rápido que los demás



*Conclusión. 

Si os gusta el "Scrabble" original pero os da pereza llevarlo a los sitios éste cumplirá vuestros deseos. Fácil y rápido de jugar. A pesar de que pone a partir de 10 años de edad, yo creo que incluso con menos es jugable, ni que sea con la ayuda de un superior para que le expliquen a los peques qué son los verbos, nombres propios... así aprenderán cosas nuevas y estudiarán de paso. Además, con este tipo de juego es como se enriquece el vocabulario. Incluso se puede utilizar para aprender idiomas extranjeros...

Lo que sí que hay que aclarar antes de que juguéis es si las palabras fuera del contexto real son utilizables, como por ejemplo, personajes de novelas fantásticos, títulos de canciones de música o de videojuegos... para evitar luego conflictos y discusiones tontas. Así, si alguien forma una palabra cuya procedencia es desconocida, quien la formó debe indicar de dónde proviene. 


-¿Suerte?: en las cartas que os puedan salir para formar palabras. 

-¿Estrategia?: nula. Sencillamente hay que ser más rápido que los demás.

-¿Duración?: unos diez minutos por partida. Con el máximo de jugadores puede durar algo más.

-¿Dificultad?: cualquiera aprende a jugar. 

-¿Relación calidad-precio?: asequible, aunque podría ser un poco más barato para mí gusto. La calidad del material es decente. 

-¿Rejugabilidad?: típico juego para jugarlo de vez en cuando en momentos de espera de extremo aburrimiento o bien para hacer una maratón de "fillers" en una tarde entera. 


*¡Scrabblea con Scrabble Dash!



2 comentarios:

  1. Según he visto por Internet, son 38 cartas de vocales, 48 de consonantes y 19 de las especiales "Dash". La cantidad de cada consonante y vocal lo desconozco.

    ResponderEliminar