miércoles, 30 de octubre de 2013

Haciendo parejas de calcetines.

Me cuesta levantarme por la mañana cuando despierto. Me siento tan vago que la verdad es que me estaría un buen rato más en la cama durmiendo. No obstante, hay cosas para hacer, y muchas. Entre ellas, y la fundamental, hacer el esfuerzo de levantarse. Después, ir a lavarse la cara y tomar un buen desayuno. Y después estaría contento algunos días sino fuera porque me toca recoger la ropa. Lo peor son los calcetines... ¿Que porqué? Muy fácil. Como van en parejas, al perder uno el otro ya no te sirve para nada. Y es que son muy fáciles de perder... Además, a veces son tan parecidas unas parejas con otras que me acabo liando. Total, que me dan incluso asco. Pero es lo que toca. Sino, tendré que pasar frío en invierno, y no es muy adecuado que se diga. Luego cojo cualquier resfriado y me quejo. Así que nada, me tiro siempre un buen rato buscando las parejas y doblándolas, y luego me doy cuenta de que me he confundido y he puesto un calcetín con otro en el mismo par, porque se parecen excesivamente. ¡Así no hay quien trabaje! Aún y así, hay que realizar la labor, así que menos quejarse y...




¡A hacer parejas con "Pares a Mares"!





En este sencillo juego de mesa infantil los niños no tienen más que dedicarse a hacer parejas de calcetines. El más veloz en hallar cinco ganará una ronda. El ganador definitivo será aquel que consiga ganar hasta tres rondas. Pueden jugar de 2 a 6 jugadores.


*Podéis ver la reseña a través del siguiente link: "Pares a Mares".


No hay comentarios:

Publicar un comentario