jueves, 24 de octubre de 2013

Reseña de Las Leyendas de Camelot

Camelot es el nombre que recibe la gran fortaleza del legendario Rey Arturo. No se sabe a ciencia cierta su ubicación, si es que realmente llegó a existir... cosa que no se sabe con seguridad. No obstante, los relatos relacionados la ubican por la zona de Gran Bretaña, e incluso en ocasiones se asocia con ciudades reales. Aún y así, ha quedado como un misterio sin resolver. Por lo que concierne a Arturo, se dice de él que fue rey de Gran Bretaña tras luchar contra los sajones, formando así un imperio. Es casi inevitable no relacionar a éste personaje con otros como Lancelot, Merlín, Tristán... y como no, la legendaria espada "Excalibur", la cual se encontraba incrustada en una gran roca, delante de una iglesia, aguardando a que alguien de corazón puro la extrajese. 

Muchos escritores, ya desde la Edad Media, narraron sus historias, leyendas, proezas, sin saber a ciencia cierta si de verdad existió o no aquel personaje y sus famosos Caballeros de la Mesa Redonda. Y fuera del tema de la literatura, a la televisión se han llevado a cabo montones de películas, ya fueran serias o de comedia, e incluso series. Por lo que es imposible que dentro del mundo friki se escapase también el tema.



"Las Leyendas de Camelot" nos lleva al mundo del rey Arturo con sus Caballeros de la mesa Redonda, su excalibur, su multitud de personajes conocidos... Así que os encontráis ante un juego excesivamente temático, en el que cada carta forma parte de las historias de Camelot. Pueden jugar de 2 a 4 jugadores y las partidas rondan alrededor de unos 60 minutos. Desde mi punto de vista, es un juego que para disfrutarlo realmente debería gustaros un poco el tema del que trata, ya que os pasaréis toda la partida leyendo las cartas para saber qué hacen más que jugando. Ya lo he avisado, es puramente temático. No obstante, es bastante simple y fácil de jugar, por mucho manual que incluya el juego.



*Preparando las leyendas. 

Primero de todo, mencionar que el juego dispone de 3 niveles de dificultad. Sinceramente, si comenzáis por el más difícil tampoco os va a resultar excesivamente complicado aprender a jugar, ya que las instrucciones de todas las cartas vienen escritas en ellas mismas. Al pasar de una dificultad a otra sucede que se añaden algunas cartas más que pueden hacer el juego un poco más estratégico y añadir alguna normativa nueva.

Si jugáis en el modo principiante sólo utilizaréis las cartas de personaje y de evento que tienen en la esquina superior derecha una bola blanca, retirando así las que tengan una bola azul y una roja. También quitaríais los 3 eventos finales y los 3 objetos especiales.

Ejemplo de cartas con la bola blanca en la esquina superior derecha.
Los eventos finales. Se retiran del juego en el modo para principiantes.
Nótese que tienen una bola azul.

Los 3 objetos especiales. Se retiran de la partida en el modo
para principiantes. Nótese que tienen una bola azul.

Si jugáis en el modo normal añadiríais las que tienen la bola azul. Ésto incluye los tres eventos finales y los tres objetos especiales. Si jugáis en el modo avanzado se utilizarán todas las cartas.
Yo explicaré el juego basándome en el modo avanzado. 

Para comenzar, debéis colocar las tres localizaciones en el centro de la zona de juego, formando un triángulo semejante al de la siguiente imagen. 



Cada uno de vosotros debe asignarse uno de los colores (rojo, verde, amarillo o azul) de los tableros. 

De las tres cartas de evento final debéis escoger una al azar y colocarla boca abajo. El resto descartarlas. Formáis un mazo con todas las cartas de evento (blancas, azules y rojas), lo barajáis y de él extraéis al azar una cantidad determinada según los jugadores que vayáis a jugar. 

-2 jugadores: 17 eventos.
-3 jugadores: 20 eventos. 
-4 jugadores: 23 eventos. 

Las cartas extraídas del mazo anterior las colocaréis boca abajo sobre la carta de evento final seleccionada anteriormente. Éste nuevo mazo será con el que jugaréis la partida. Las cartas de evento restantes se retirarán. Este sistema garantiza que en cada partida es muy probable que haya eventos que en anteriores no hayáis visto, con lo cual evita que las partidas sean muy repetitivas. 

Los 3 objetos especiales  se dejan a un lado del área de juego, boca arriba. 

Las cartas de personaje se barajan todas formando otro mazo, también boca abajo. Cada jugador recibe de éste 5 cartas iniciales. 

Cada uno de vosotros tiene que coger una de las tarjetas de referencia. Quien reciba la que tiene el símbolo del "pendragón" en la esquina superior izquierda será el jugador inicial. 

Esta tarjeta tiene el icono del Pendragón. Las otras tres no lo tienen.

Por último, y comenzando por el jugador inicial, todos debéis colocar una carta de personaje en uno de los tres tableros de localización, adyacente al color que habéis escogido. Fijaros en la siguiente imagen. 





Antes de pasar al juego, es necesario explicaros un poco las cartas de personaje. Cada una de ellas tienen unos valores en cada atributo presente en el juego (lado derecho), una lealtad (indicada en la parte superior izquierda mediante un escudo, aunque los hay que no son leales a nadie) y un texto que otorga cierta habilidad al personaje.

En la primera imagen de las que veréis a continuación fijaros en los valores de la derecha, en el escudo de lealtad que tiene uno de los personajes (el de la izquierda, porque el de la derecha veréis que no dispone de ninguno) y en los textos de la parte inferior (uno de ellos, el que está en cursiva, es de ambientación).  En la segunda imagen, la tarjeta de referencia, vienen indicados todos los atributos con sus denominaciones, al igual que se detallan las diferentes fases del juego. Por último, en la tercera imagen podréis apreciar todas las lealtades que encontraréis en el juego.




Los atributos de los personajes los utilizaréis para completar eventos. Veréis más adelante como funciona.

 Los textos de las cartas hay algunos que se aplican automáticamente (muchos tienen que ver con la lealtad e incluso con el sexo de los personajes...) y otros que se usan por propia voluntad (denominados "opcionales", los cuales se pueden utilizar dentro de una fase del turno denominada "Usar texto de carta opcional", ver tarjeta de referencia más arriba. Se distinguen también porque en el texto de dichas cartas aparece como primera palabra "puede" y muchas tienen el icono de una espada o una rosa) 

A medida que vayáis colocando personajes en vuestros respectivos lados de cada uno de los tableros iréis formando vuestras compañías. Una compañía en una localización no es más que el grupo de vuestros personajes. El máximo de personajes que puede contener una compañía es de seis.

El jugador que tiene asignado el color rojo de las localizaciones dispone
en Camelot de una compañía formada por 4 personajes, mientras que el azul
dispone de una de un sólo personaje.



*Comienzan las leyendas.

Empezando por el jugador inicial realizaréis las siguientes fases:

-->Robar carta de evento: extraeréis la primera carta del mazo de eventos. De éstos hay de varios tipos:

              -->Eventos de localización: éstos se colocarán donde lo indiquen las propias cartas. Cada localización puede albergar hasta 3 eventos. Si ya hay tres, por ejemplo, en "Cournalles", el nuevo evento se descartaría, porque no hay sitio para él. La característica primordial de este tipo de eventos es que para poder superarlos es necesario disponer del nivel de los atributos que demandan, indicados con iconos en la parte inferior. Cada carta de personaje  dispone de unos valores en cada uno de los atributos presentes en el juego. Con ellos es como se superan los eventos. Veréis después como funciona. Para terminar, a mano derecha veréis que indican las instrucciones a seguir cuando son revelados.

Evento del bosque.

Evento de Cournalles.

Evento de Camelot.


      -->Eventos heráldicos:  no hay más que seguir las instrucciones detalladas en ellos. Una vez aparece uno se deja boca arriba en cualquier lugar de la zona de juego. Normalmente aportan bonificaciones a los caballeros de cierta lealtad (según diga la propia carta). El evento seguirá teniendo efecto hasta que aparezca otro evento heráldico que lo sustituya. Dicho de otra manera, una vez aparezca uno siempre habrá uno presente durante el resto de la partida.




      -->Eventos especiales: una vez aparezca uno de éstos no tenéis más que resolverlos inmediatamente siguiendo sus instrucciones.




        -->Eventos de puja: estos eventos os pedirán realizar una subasta apostando por ciertos atributos y utilizando un tope máximo de cartas de personaje, que pueden ser de vuestra mano o ya puestas en juego, en cualquiera de vuestras compañías. Comenzando por quien extrajo la carta y siguiendo el sentido horario, todos, si deseáis (ya que podéis pasar), apostáis una carta de personaje. Continuaréis así hasta que todos paséis consecutivamente (ya que es posible reengancharse incluso habiendo pasado en turnos anteriores) o hasta que hayáis apostado el tope de cartas, indicado por el propio evento. Todos los personajes apostados se descartan. El ganador recibe la carta de evento y se la guarda, otorgándole al final de la partida los puntos asociados a ella. Si hay empate, incluso el evento es descartado, por lo que nadie gana. Tened en cuenta que no podéis utilizar los textos de vuestros personajes para aumentar atributos.



Los 3 objetos especiales se consiguen como premio por resolver ciertos eventos.





-->Usar texto de carta adicional: todos los personajes que incluyan un texto que comience por "puede" es posible realizar, en esta fase, su función, una vez por tuno. Sino incluye dicha palabra, querrá decir que el texto es automático y que sus efectos se llevarán a cabo nada más entrar el personaje en juego o bien se cumplan ciertas condiciones. Normalmente es necesario esperar a que sea vuestro turno para utilizarlos, pero hay ocasiones que es posible hacerlos fuera del turno propio. 

Algunos de estos textos son de amenaza y otros de romance. Ambos están hechos para fastidiar a personajes de otras compañías (o jugadores) que se encuentren en la misma localización que la tuya. Se diferencian de un texto normal por tener el icono de una espada y una rosa respectivamente.




-->Completar eventos de lugar:  si disponéis de los requisitos que os piden los eventos de lugar podréis completarlos. Para ello no tenéis más que igualar o superar los atributos demandados por los mismos con los personajes de vuestra compañía (recordad que "compañía" es cada uno de los grupos de personajes que un jugador dirige en cada una de las localizaciones).



En el ejemplo, el evento de la izquierda debe ser completado por una compañía que disponga, como mínimo, de 12 puntos de combate y el de la derecha, por una que tenga 18 puntos de Aventura. Cabe destacar que hay eventos que requerirán, al mismo tiempo, varios atributos.

Podéis completar, en cada uno de vuestros turnos, un evento de cada uno de los lugares. Dicho de otra manera, podríais completar hasta un máximo de tres, uno de cada localización del tablero. Una vez un evento ha sido resuelto, la carta os la quedáis, recibiendo así los puntos de victoria que muestra. También tendréis que seguir cualquier texto que incluya.

Por último a mencionar, podéis utilizar las habilidades opcionales de vuestros personajes sino las habéis utilizado en la fase anterior, para así aumentar los atributos necesarios y cumplir el evento más fácilmente.



-->Realizar acciones de carta:  tenéis dos puntos de acción que podéis utilizar en las siguientes acciones, combinándolos como queráis:

            -->Robar un personaje: robar una carta de personaje y añadirla a la mano. El tope de cartas en mano es de cinco. No se pueden descartar cartas voluntariamente.

            -->Jugar un personaje: colocar un personaje en cualquier localización, formando una compañía nueva (si en dicha localización no disponéis de ninguno) o añadiéndose a una ya existente (si ya hay algún personaje en la localización). El límite de las compañías es de seis personajes. La única forma de descartarlos es con los textos opcionales que algunos tienen como habilidad.

            -->Mover personajes: desplazarlo de una localización a otra (de compañía a compañía, dicho de otra forma), siempre y cuando no se superen los límites establecidos y mencionados antes. Si decidís desplazar dos personajes de una misma localización a otra (es decir, que salgan y acaben el "viaje" juntos) sólo os costará un punto de acción.




*...Y las leyendas acaban.

Tan pronto como aparezca el evento final que haya tocado al comienzo de la partida, éste se colocará en cualquier lugar de la zona de juego, dejando espacio a sus alrededores. Esta carta se tratará como una localización más, es decir, que deberéis asignarle personajes y formar, cada uno de vosotros, una nueva compañía para poder superarla.



Tan pronto como alguien cumpla el evento, la partida termina inmediatamente y gana aquel que más puntos de victoria tiene, obtenidos a través de todos los eventos realizados a lo largo de la partida.



*Conclusión. 

"Las leyendas de Camelot" es un juego muy fácil de jugar incluso ya yendo directamente a por los niveles de juego avanzados. Como ya he mencionado, se trata de ir leyendo qué hace cada una de las cartas de personaje e intentar combinarlas lo mejor posible, sobretodo teniendo en cuenta la lealtad que cada uno tenga, puesto que personajes con la misma bien seguro que se harán más fuertes. Así mismo, otras habilidades de otros personajes nos pueden ayudar a frustrar los planes del resto de jugadores, bien sea matándolos directamente o seduciéndolos con féminas. La correcta combinación de éstos nos ayudará, también, a resolver los eventos más fácilmente. Por ejemplo, si tenemos un evento que resolver que exige "Aventura" y "Combate", lo ideal es formar en el lugar en el que se encuentre una compañía que disponga de estos atributos a un nivel alto, además de ser, si es posible, de la misma lealtad, ya que seguro que se apoyarán mutuamente.

Por lo tanto, es muy necesario estar sumamente atento a todas las cartas que vayan apareciendo en juego e ir leyéndolas con detenimiento. La mayoría de la normativa del juego radica en las propias cartas, así que sino os apetece leer mucho, mejor no juguéis a este juego. A pesar de tener mucha lectura y dependencia del texto, para los amantes del mundo de Arturo puede resultar ser una pieza de coleccionista a tener en cuenta, porque las cartas están bien detalladas y tienen dibujos muy bien elaborados.

A mi personalmente el juego me gustó, no es una maravilla pero cuando lo probé fue distinto a cualquier otro juego que hubiese probado hasta el momento. Lo veo más como un juego relajado, en el que fastidiar al resto de jugadores se hace de manera un poco "indirecta", ya que dependerá de los personajes que tengáis en juego y de la suerte de que os toquen los adecuados. Y recuerdo, no todos son para hacer la vida imposible a los demás...


-¿Suerte?: básicamente en las cartas que os puedan llegar a tocar, en los eventos que vayan a aparecer y en su orden de aparición.

-¿Estrategia?: no es un juego estratégico. Es más bien de observación, lectura y colocar los personajes junto a aquellos que formen grupos potentes y que se ayuden mutuamente para resolver los eventos cuanto antes, al mismo tiempo que intentáis fastidiar al resto de jugadores con jugadas "indirectas".

-¿Duración?: una hora aproximada. Puede resultar un poco pesado sino te gusta el tema de tener que leer mucho y de memorizar cartas.

-¿Rejugabilidad?: es rejugable debido a los diferentes niveles de dificultad a los que podréis jugar, ajustándolo añadiendo o quitando las cartas pertinentes. Además, en una sola partida no veréis todos los personajes y todos los eventos con toda seguridad.

-¿Dificultad?: ninguna. Es relativamente fácil.

-¿Relación calidad-precio?: personalmente es un juego que podría costar 20 euros. Sin embargo, supongo que el hecho de tener tarjetas de referencia y tres mapas pequeños habrá hecho que la cosa aumente de precio, debido también, sobretodo, a que el tamaño de la caja es mayor para que todo quepa como es debido. Así, lo tendréis por 24,95 euros.



¡Revive las Leyendas de Camelot!. 

3 comentarios:

  1. Buena reseña! No conocía este juego y la verdad es que no tiene mala pinta. Es muy caro??

    ResponderEliminar